El medio rural está lleno de oportunidades, de recursos y de personas. «Solo necesitamos confianza y apoyo», señalan los agricultores y ganaderos. UPA pide apoyo presupuestario y político a las zonas rurales en el Plan de Recuperación que se presenta este miércoles 7

La pandemia de COVID-19 está haciendo tambalearse los cimientos de la sociedad, a todos los niveles. El medio rural, ignorado e incluso denostado durante décadas, demuestra en estos momentos su potencial y su solidez. “Podemos ser uno de los puntales de la recuperación económica y social”, explican desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, “pero solo lo lograremos con un apoyo firme a nivel político y presupuestario”.

“NO ES SOLO UNA CUESTIÓN PRESUPUESTARIA, QUE TAMBIÉN, ES MÁS BIEN UNA CUESTIÓN DE CONSIDERACIÓN POLÍTICA Y ESTRATÉGICA”

UPA participará, junto con la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR), en la presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, que realizará el presidente Pedro Sánchez. “La agricultura y la ganadería son actividades básicas para España, pero sobreviven desde hace años sufriendo una grave crisis de rentabilidad”, señalan desde UPA. “Ya es hora”, sentencian desde la organización, “de que desde la política se considere al medio rural como lo que es: uno de los pilares de la economía y de la sociedad españolas”.

Dos de las claves del plan de recuperación serán el pacto verde y la agenda digital, y el sector agrario debe tener un papel importante para desarrollarlos e implementarlos. La triple sostenibilidad -social, económica y ambiental- de la actividad agraria y el apoyo al medio rural, en especial en zonas que sufren despoblamiento, debe tener su reflejo en las acciones a desarrollar en el plan de recuperación.

“No es solo una cuestión presupuestaria, que también”, reconocen en UPA. “Es más bien una cuestión de consideración política y estratégica”. El medio rural debe ser unos de los receptores de los fondos de recuperación, tanto para el refuerzo del potencial de crecimiento y la creación y mantenimiento de empleo, como para favorecer la transición ecológica y digital.

El sector agrario se está viendo muy perjudicado por la crisis de la COVID-19, en especial la agricultura y ganadería familiar y determinados territorios y sectores. Además, es urgente favorecer la transición ecológica (adaptación y mitigación ante el cambio climático, economía circular, gestión sostenible del agua y de los suelos…) y la transformación digital (mejora y refuerzo de internet en el medio rural, cobertura móvil, digitalización de procesos agrícolas y ganaderos…)

A España llegarán de Europa unos 59.000 millones de euros del llamado instrumento de recuperación y resiliencia, que se destinarán a aspectos como la transición ecológica, la transformación digital, la educación y la protección social. “Aspectos más que necesarios, imprescindibles para el medio rural”, recalca UPA. Sobre el programa REACT-EU, del que se destinarán a nuestro país 12.400 millones destinados a paliar las consecuencias económicas y sociales de la pandemia, también deberán ser dirigidos especialmente al medio rural, han concluido desde los pequeños agricultores.