Durante la última semana de mayo se han celebrado en la finca experimental del Campus Universitario de Rabanales de la Universidad de Córdoba, en la finca Vega Ruiz de Coria (Cáceres) y en la finca Santa Lucía de El Campo de Peñaranda (Salamanca), las jornadas de divulgación y transferencia del proyecto de sostenibilidad hídrica y agronómica de las cuencas de cereal que está ejecutando el Grupo Operativo Cereal Agua, al que pertenece Asaja Córdoba, y que se centra en un cultivo del cereal en España más eficiente, rentable, sostenible y socialmente integrador.

Dirigidas a jóvenes, agricultores y partes interesadas, estas jornadas demostrativas, han sido organizadas por AMBIENTA y las Universidades de Córdoba y de Salamanca, con la colaboración de las empresas, las administraciones públicas, las organizaciones agrarias y los centros tecnológicos que forman parte del grupo operativo, así como de otras entidades ajenas al mismo como la Consejería de Agricultura, Población y Territorio de Extremadura y otras organizaciones agrarias de las Vegas del Alagón.

El viernes 21 de mayo, se celebró la primera de estas jornadas, en la finca experimental del Campus Universitario de Rabanales de la Universidad de Córdoba, inaugurada por la directora de la ETSIAM, Rosa Gallardo, y el delegado de la Junta de Agricultura en Córdoba, Juan Ramón Pérez, a la que asistieron jóvenes estudiantes de los másteres de Ingeniería Agronómica y de Montes; investigadores de los Grupos de Investigación de Hidrología e Hidráulica Agrícola, Economía Rural y de los Recursos Naturales, Mecanización y Tecnología Rural, Agricultura de precisión y Malherbología, y Mejora Genética Vegetal; así como miembros del Proyecto Life Agromitiga y partes interesadas en el marco del Grupo Operativo Cereal Agua. Se mostraron innovaciones de digitalización y nuevas tecnologías aplicadas al cereal: sistemas de vuelo con dron y de teledetección para monitorización de cereal y, presentación de la aplicación informática Cereal Agua desarrollada en el marco del proyecto para seguimiento y monitorización de acciones sobre el terreno. Estas innovaciones se orientan a optimizar el abonado, predecir la cosecha y la calidad del grano, contribuyendo así a superar los distintos retos de sostenibilidad y rentabilidad de las explotaciones cerealísticas.

En la segunda jornada, celebrada el jueves 26 de mayo en la finca Vega Ruiz ubicada en las Vegas del Alagón en Coria (Cáceres), y a la que acudieron estudiantes y profesores del Centro de Formación del Medio Rural de Moraleja y agricultores interesados en el regadío del maíz, se presentaron innovaciones en materia de nuevas tecnologías, sistemas de posicionamiento EGNOS para tractor y sensores para la eficiencia hídrica. Se mostraron además otros resultados del proyecto relacionados con el suelo, el paisaje, los servicios ecosistémicos y las alternativas de cultivo del cereal, así como la relevancia de los retos sociales y económicos del medio rural y de la innovación como oportunidad.

Por último, el viernes 27 de mayo, en la finca Santa Lucía de El Campo de Peñaranda (Salamanca) se celebró la tercera jornada de divulgación y transferencia del Grupo Operativo, a la que asistieron alumnos del Grado de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Salamanca, y en la que el profesor José Martínez, catedrático de la Universidad de Salamanca, hizo una exposición sobre la innovación en materia de nuevas tecnologías y eficiencia hídrica para la ayuda en la toma de decisiones en regadío, como son el mapeo de suelos mediante técnicas eléctricas y la monitorización del contenido de agua del suelo en tiempo real.

Con estas jornadas se ha conseguido que más de 100 personas de tres áreas diferentes de las zonas cerealistas de España, entre jóvenes, estudiantes, agricultores, investigadores y otras partes interesadas, participen de las innovaciones objeto del Grupo Operativo Cereal Agua enfocadas a la sostenibilidad hídrica y agronómica de su cultivo.