Fulgencio Torres Moral presidirá Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía durante los próximos cuatro años. Así se ha decidido este lunes 26 en la Asamblea General de la federación, celebrada en Sevilla, en la que ha participado cerca de un centenar de representantes de cooperativas de todos los sectores productivos y de todo el territorio andaluz.

Fulgencio Torres Moral (1962, Gualchos, Granada) es horticultor de profesión y preside la cooperativa El Grupo, de Castell de Ferro (Granada), integrada en el grupo Unica Group. Además, es el máximo representante de la economía social agraria de su provincia desde hace 15 años.

En su discurso, Fulgencio Torres ha agradecido a la Asamblea General la confianza depositada en su candidatura y ha asegurado que comienza su mandato con la responsabilidad de consolidar la buena gestión del Consejo Rector saliente, hasta ahora presidido por Juan Rafael Leal a quien le ha reconocido el trabajo realizado junto a su equipo de consejeros. De igual modo, ha destacado la labor del personal técnico de las provincias y de la regional durante estos últimos años. Como conclusión, ha mostrado su intención de “contar con todos para seguir avanzando y crear un modelo eficiente de coordinación” que permita al cooperativismo agroalimentario “optimizar sus recursos y esfuerzos”.

En este sentido, ha asumido que tiene “importantes desafíos” que afrontar como presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, entre ellos “la implementación efectiva” de la nueva PAC o la petición de más recursos hidrológicos bajo un mensaje de “unión y consenso” que permita llegar a un acuerdo entre las administraciones implicadas.

Además, ha asegurado que va a seguir trabajando para impulsar un modelo plural con el fomento de la igualdad como “compromiso social vital” y con la “dinamización del tan necesario relevo generacional”. Parafraseando a Ana Frank, Fulgencio Torres ha destacado el trabajo continuo de las cooperativas para mejorar el mundo “con compromiso e implicación”, como se demostró en la época de la crisis sanitaria del Covid-19.

Por último, el nuevo presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía se ha comprometido a “ser la punta de lanza de las reivindicaciones, las solicitudes y las protestas que tengan como objetivo el desarrollo y el avance del sector agroalimentario”, y más en concreto del modelo cooperativo.

Fulgencio Torres coge el relevo del ganadero Juan Rafael Leal Rubio, quien ha presidido Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía durante los últimos ocho años.

El hasta hoy presidente ha sido el encargado de inaugurar la Asamblea General junto a la consejera de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco. En su discurso, Juan Rafael Leal ha lamentado que los buenos datos económicos cosechados en 2022 -por encima de los 10.000 millones de euros- no se hayan correspondido con un aumento de los beneficios, sino con una reducción considerable de la rentabilidad como consecuencia del incremento de los costes de producción y de la caída de producción generalizada por la sequía.

Por ello, Juan Rafael Leal ha aprovechado la participación de la representante del Gobierno andaluz para solicitarle un “mayor consenso” y “más esfuerzos en la legislatura del agua” para impulsar las infraestructuras hidráulicas que necesita la comunidad al objeto de tener “una red hídrica eficiente y moderna, que permita mantener la capacidad productiva y garantizar la actividad de las cooperativas en épocas de sequía”. Asimismo, le ha instado a trasladar el valor de la cooperación al ámbito político para poner en marcha un plan hidrológico nacional “alejado de eslóganes y mensajes partidistas”.

En este sentido, le ha solicitado líneas de ayuda específicas para mantener la estabilidad de las cooperativas que han tenido que aprobar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por falta de producción como consecuencia del déficit hídrico.

El representante de la federación también ha instado a la consejera a colaborar con mayor ahínco para acelerar la reforma de la Ley de Sociedades Cooperativas de Andalucía, con el objetivo de tener un marco normativo ágil y favorable a la competitividad de la economía social antes de que acabe la actual legislatura.

Por su parte, la consejera de Empleo ha puesto de relieve la gran fortaleza y capacidad de adaptación de las cooperativas agroalimentarias andaluzas, al tiempo que ha considerado que la Economía Social debe ser un modelo empresarial catalizador de la transformación del futuro social y económico de Andalucía.

Así, Rocío Blanco ha garantizado que el Gobierno andaluz seguirá trabajando de la mano del sector para que pueda seguir creciendo y, de hecho, como ha avanzado, el Ejecutivo autonómico tiene previsto aprobar una declaración institucional con motivo del Día Internacional del Cooperativismo para mostrar su apoyo sin fisuras a un modelo que es seña de identidad de Andalucía.

EJERCICIO COMPLICADO

La crisis de suministro, el impacto de la guerra en Ucrania en el sistema agroalimentario europeo, el encarecimiento de los costes de producción, la huelga del sector del transporte, la aprobación definitiva del Plan Estratégico de la Política Agraria Común y la sequía han marcado agronómica, económica y políticamente el último ejercicio de las cooperativas agroalimentarias de la comunidad.

Un 2022 en el que las 641 cooperativas agroalimentarias generaron un negocio de 10.400 millones de euros de facturación, un 6,5% más que el ejercicio anterior. No obstante, como ha recalcado Juan Rafael Leal, “los buenos datos económicos no se han reflejado en mayores beneficios para los 297.000 trabajadores autónomos (agricultores y ganaderos) que conforman el sector productor cooperativo ni para sus industrias cooperativas”.

Tanto el hasta hoy presidente como la consejera han destacado el peso económico de las cooperativas en la comunidad incluso con todos los factores en contra. Así, el modelo siguió generando empleo, y ya cuenta con una plantilla de 38.700 personas en toda Andalucía.

Por otro lado, la economía social agraria andaluza reforzó su posición en los mercados internacionales con la participación en numerosas ferias sectoriales y misiones comerciales. Fruto de este trabajo, 17 de las 20 cooperativas más exportadoras de España están afincadas en Andalucía, con una ratio media de ventas al exterior superior al 70%.

LÍDERES EN GESTIÓN DE PAC

En la Asamblea General también se ha repasado el ejercicio institucional y técnico de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía. El director gerente de la federación, Jaime Martínez-Conradi, ha destacado la consolidación de los servicios técnicos en un año “tremendamente complejo” por la incertidumbre agronómica, como consecuencia del conflicto bélico y una sequía acuciante, así como por los cambios normativos, tanto nacionales como europeos.

En cuanto a los servicios que ofrece la organización, el director gerente ha subrayado que, un ejercicio más, “Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía lidera la gestión de solicitudes de ayudas directas, con más de 80.857 expedientes tramitados”. Es decir, el 35,4% de todas las PAC realizadas en Andalucía y el 12,4% del total nacional. “En un contexto de caída de solicitudes PAC, el hecho de que la federación siga reforzando su posición como entidad reconocida por la Junta de Andalucía pone de manifiesto la confianza depositada por agricultores y ganaderos en la profesionalidad del equipo técnico de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía”, ha apostillado Jaime Martínez-Conradi.

Otro de los hitos de la federación en 2022 ha sido el reconocimiento como PYME Innovadora, que le otorgó el Ministerio de Ciencia e Innovación en noviembre. A través del departamento de I+D+i, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía impulsa la competitividad de sus cooperativas y de su base social mediante su participación en numerosos proyectos, además es una de las entidades vinculadas a Andalucía Agrotech EDIH, ente autonómico que trabaja en el desarrollo de la digitalización del sector agroalimentario. La organización es integrante de cinco consorcios europeos (financiados a través de los programas LIFE, Horizonte 2020, Horizonte Europa e Interreg Poptec), también participa en ocho grupos operativos regionales y desarrolla una veintena de iniciativas para impulsar el emprendimiento, la empleabilidad y la innovación en las empresas de economía social agraria, entre otros.

De igual modo, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía afianzó sus líneas de asesoramiento para impulsar el relevo generacional en el sector y la incorporación de la mujer a los órganos de representación de las cooperativas. Mantuvo, asimismo, su labor de asesoramiento en cuestiones legales, como la reforma laboral y la aplicación de la Ley de la Cadena Alimentaria, entre otros. Además, reforzó su labor formativa, así como su trabajo de promoción y difusión del cooperativismo agroalimentario y sus valores.