El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha dejado claro que la petición de la doble tarifa para el regadío no se va a aplicar, a pesar de estar dentro de la Ley de La Ley de la Cadena Agroalimentaria como de ser aprobada en el Congreso.

En declaraciones a los periodistas, antes de mantener una reunión con dirigentes del PSOE de Córdoba, el ministro ha señalado que la reclamación de los regantes de implantar la doble tarifa para el regadío, tal y como contempla la Ley de la Cadena Alimentaria, «no se sitúa en el contexto actual», el cual «es el de hacer una inversión» y apuesta por el regadío sostenible» impulsando las «energías renovables».

Cabe recordar que esta petición no ha partido solo de los regantes, sino que cuenta con el respaldo de todas las organizaciones agrarias. de hecho, Unión de Uniones demandó en junio de este año al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO) por no cumplir con la regulación del contrato de doble tarifa para regadío que tenía previsto en los presupuestos de 2021.

De igual forma, el ministro, respecto a la idea de Andalucía de suprimir el canon del agua, el ministro ha pedido que se aclare que «si se suprime» eso significa que «no va a haber obras hidráulicas» en Andalucía o «que se le va a pedir a Madrid o a la Unión Europea» el dinero que la Junta de Andalucía «no quiere recaudar».

«Aquí siempre paga alguien», ha apostillado Planas, quien ha considerado «profundamente injusto» que Andalucía haga «un regalo a 18.000 personas por importe de 95 millones de euros» con el anuncio de eliminar el impuesto de Patrimonio en la región, mientras que «ocho millones y medio de personas tienen que pagar más para pagar ese regalo».

Finalmente, ha asegurado que el Gobierno «reflexionará» sobre la propuesta de reducir el número de peonadas para que el sector del olivar pueda percibir ayudas y ha abogado por «esperar al aforo» de este año, que se estima inferior al anterior, para ver «en qué medida modifica lógicamente la carga».