El Gobierno murciano y los regantes han tumbado este miércoles 11 la propuesta de recorte de agua de hasta un 15 por ciento que ha puesto sobre la mesa la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) durante la Junta de Gobierno dada la escasez de recursos.

“La CHS pide un nuevo esfuerzo ante la incapacidad del Gobierno de España de adoptar medidas que permitan hacer frente a la escasez hídrica, como se le lleva pidiendo de manera reiterada los últimos años”, ha señalado la consejera de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Sara Rubira.

Así, ha añadido que «ahora que hay una grave sequía a las puertas vuelven a tratar de recortar el agua para regadío”.

Según la titular de Agua, “esto es inadmisible para el Gobierno regional, que siempre ha estado y estará al lado del sector agrario, por eso se ha votado no a un recorte injustificado que merma el inicio del año hidrológico”.

Igualmente, ha dicho que se dejen de pedir esfuerzos a los agricultores, que cultivan de manera sostenible y aplicando las técnicas más eficientes y tecnificadas del mundo para reducir el consumo de agua.

Por eso, ha apuntado que mientras no se disponga de una planificación adecuada, se tolerará que el Gobierno de España siga poniendo en riesgo el futuro de los agricultores.

“La planificación hídrica recoge una serie de necesidades para la cuenca del Segura que cada vez son mayores como consecuencia de los continuos recortes del Gobierno de España al Trasvase Tajo-Segura”, ha remarcado Rubira.

Asimismo, el Gobierno murciano y los regantes han pedido la preparación de un decreto de sequía que contenga medidas técnicas como la puesta en marcha de pozos de sequía o el auxilio económico a los agricultores.

Por último, Rubira ha aprovechado su incorporación a la Junta de Gobierno de la CHS para dejar patente “el malestar existente con el Gobierno de España por guardar en un cajón un plan nacional de Agua que debe abordar de manera global el reparto de los recursos hídricos”.