El Consejo de Ministros ha aprobado este martes 24 un real decreto que modifica la normativa nacional sobre el sistema de autorizaciones de viñedo para adaptarla a la nueva PAC, que extiende hasta 2045 el control de las plantaciones.

Con este real decreto, el Gobierno finaliza las modificaciones para adaptar la legislación a las normas de la Unión Europea (UE) y conservar ese sistema de control del potencial productivo de viñas, según ha explicado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en un comunicado.

Esta adaptación del sistema de autorizaciones de viñedo «permitirá mantener el crecimiento ordenado del potencial vitícola de España, ya que introduce mejoras en el procedimiento de reparto de autorizaciones de nuevas plantaciones, entre otras cuestiones, mediante el ajuste del criterio de prioridad relativo a las pequeñas y medianas explotaciones», según Agricultura.

SE MODIFICAN LAS PUNTUACIONES PARA PRIORIZAR A LAS SOLICITUDES DE MEDIANAS EXPLOTACIONES

A partir de ahora, se tendrá en cuenta solo la superficie de viñedo de la explotación, en lugar de la superficie agraria total de la finca.

Además, se modifican las puntuaciones de dicho criterio para priorizar a las solicitudes de medianas explotaciones, para favorecer a los proyectos con mayor viabilidad y perdurabilidad en el tiempo, que garanticen una mejor salida de su producción en el mercado, según la misma fuente.

La nueva legislación añade como excepción de la aplicación del sistema de autorizaciones el establecimiento de colecciones de variedades de vid para la conservación de recursos genéticos, pero queda expresamente prohibida la producción de estas viñas.

A partir de ahora, se permitirá la transferencia de autorizaciones en el caso de la disolución de una explotación de titularidad compartida.

También queda prohibida la comercialización de la producción de una plantación de viñedo sin autorización hasta el momento de su arranque.

El real decreto actualiza también la lista de variedades de uva de vinificación autorizadas.

Entrará en vigor al día siguiente de su publicación, pero las modificaciones en el criterio de prioridad de pequeña y mediana explotación se aplicarán de forma retroactiva a las solicitudes de autorizaciones de nuevas plantaciones que se presenten entre el 15 de enero y el 28 de febrero de 2023, según el comunicado.