El Gobierno ha establecido las bases reguladoras de las subvenciones del programa de apoyo a las mujeres en los ámbitos rural y urbano, según está incluido en el plan de recuperación de la crisis. La cantidad que se percibirá por mujer atendida será de 1.715 euros, a lo que se añaden otros 2.500 euros por cada mujer insertada en el mercado de trabajo que estuviera anteriormente atendida y hasta 6.000 euros por aquella que inicie una actividad emprendedora por cuenta propia.

Una orden publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) determina que se financiarán itinerarios individualizados que desarrollen las mujeres participantes durante el periodo de ejecución del programa, entre 2021 y 2025.

Los itinerarios combinan acciones de orientación laboral, asesoramiento, información, formación, adquisición de competencias y habilidades, facilitación de la inserción laboral y acompañamiento en el empleo.

Las mujeres desempleadas que opten a las subvenciones han de residir preferentemente en municipios de menos de 5.000 habitantes, entre otros objetivos del programa.

Asimismo, se establece que el 35 % de las participantes debe realizar itinerarios orientados al desarrollo de competencias y empleos verdes; otro 35 %, para el desarrollo digital; y al menos el 20 %, para la inserción profesional por cuenta propia o ajena.

La cantidad que se percibirá por mujer atendida será de 1.715 euros, a lo que se añaden otros 2.500 euros por cada mujer insertada en el mercado de trabajo que estuviera anteriormente atendida y hasta 6.000 euros por aquella que inicie una actividad emprendedora por cuenta propia.

Cabe recordar que también el mes pasado, dentro del apoyo a las mujeres rurales, el Consejo de Ministros aprobaba un real decreto para promover la igualdad de las mujeres en las explotaciones agrarias y concederá ayudas para contribuir al pago de parte de las cuotas de la seguridad social a las mujeres que estén inscritas en el registro de explotaciones agrarias de titularidad compartida.

La medida tiene por objeto incentivar que las mujeres, que comparten tareas agrícolas en explotaciones familiares, participen también en igualdad de condiciones en los derechos y obligaciones que les corresponden, según el real decreto por el que se establecen las bases reguladoras para la concesión directa de las subvenciones a las explotaciones agrarias de titularidad compartida.