El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este sábado 22 su plan ‘Pueblos con Futuro: un plan para la cohesión y transformación del país’ en el que ha planteado la despoblación como un «reto democrático» y ha apostado por avanzar en un proceso de transformación «que no deje a nadie atrás», que contará con una inversion de 10.000 millones de fondos europeos.

Desde un acto en el Palacio de La Moncloa ante centenares de alcaldes, la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, emprendedores rurales y personas profesionales del campo, Sánchez ha hecho un alegato en defensa del mundo rural y la lucha contra la despoblación para lograr que «este paisaje no se apague».

«Nuestra batalla contra la despoblación y por lo rural es sincera, decidida y comprometida hasta el final», ha proclamado el jefe del Ejecutivo durante su intervención en la que ha presentado los ejes de este plan de 130 medidas y que contará con una inversión de 10.000 millones de euros de fondos europeos.

Según ha fijado el jefe del Ejecutivo, este plan tendrá como sus dos grandes objetivos garantizar la igualdad de derechos y la creación de oportunidades para lograr «cohesión territorial» y dar un impulso a la actividad económica de estos lugares.

EL OBJETIVO ES REVERTIR LA ACTUAL SITUACIÓN Y QUE ESTOS TERRITORIOS «TENGAN LAS MISMAS OPORTUNIDADES» QUE LOS ENTORNOS URBANOS

Durante su discurso, Sánchez ha reconocido la dispersión y la «elevada concentración» de personas en entornos urbanos y poniendo el foco en las dificultades de los ciudadanos que viven en el mundo rural a la hora de acceder a ciertos servicios.

El presidente ha destacado que los 8.131 pueblos de España son 8.131 oportunidades para la esperanza. «No vamos a desaprovechar ninguna de ellas, ni una sola. Porque cada una de ellas representa lo que queremos que sea España. Nuestra identidad, nuestra fuerza y nuestra posibilidad de futuro».

Con datos de municipios en riesgo de despoblación, el presidente del Gobierno confía en que estos proyectos tractores y la inversión con los fondos europeos logren revertir estos números y que estos territorios «tengan las mismas oportunidades» que los entornos urbanos.

Asimismo, Sánchez también ha pedido afrontar esta lucha contra la despoblación a través de la perspectiva de género y mediante el impulso de lo público en estos lugares: «El Estado del bienestar no ser vertebra sin lo público».

El presidente del Gobierno tenía la intención de presentar este plan para los pueblos ante más de 130 alcaldes, sin embargo, una hora antes de comenzar el acto, los representantes municipales del PP invitados a este evento han anunciado que rechazaban acudir a La Moncloa porque consideraban que era «una pantomima más del Ejecutivo».

Asimismo, también ha pronunciado su discurso la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, que ha puesto en valor la necesidad de atajar este problema a través de los fondos europeos. «Bienvenidos a un nuevo modelo de desarrollo, que quiere poner el foco en ese reequilibrio territorial en el que los pequeños municipios quieren reivindicar que son entornos dinámicos y con futuro», ha sentenciado.