El Consejo de Ministros ha aprobado este martes 9 un Real Decreto que actualiza la base legal por la que se rige el sistema de clasificación de las canales de vacuno en España, al objeto de dotar a este sistema de «mayor claridad, flexibilidad, coherencia y transparencia».

El sistema de clasificación se guía por los principios del modelo comunitario de clasificación, identificación y presentación de las canales.

El ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha detallado en un comunicado que este sistema permite un registro homogéneo de sus precios en el vacuno entre los Estados Miembros, de modo que se pueda ejercer un correcto seguimiento del equilibrio de mercado y aplicar, en caso necesario, las medidas de intervención que recoge la normativa.

En el caso de las canales de vacuno pesado, el modelo europeo de clasificación -«modelo Seurop»- es de acuerdo al Departamento la herramienta «básica» para la normalización y transparencia de las transacciones, «garantizando que los pagos se hagan acordes a la calidad y características de las canales».

Los principios de aplicación del sistema comunitario de clasificación de canales en España están recogidos en el Real Decreto 815/2018, que ahora se actualiza para implementar ajustes técnicos que aporten «claridad y seguridad jurídica» y se «garantice la fiabilidad del sistema, su transparencia, y homogeneidad de su aplicación».

El nuevo Real Decreto aplica ajustes sobre las presentaciones autorizadas y el marcado y etiquetado de las canales.

También recoge precisiones sobre las comunicaciones que los operadores económicos deben realizar periódicamente a las autoridades y los requisitos de formación para ser autorizado como clasificador de canales de vacuno.

Este último aspecto se considera una medida necesaria por la pandemia de la covid-19, ya que se permitirá con una disposición transitoria la modalidad telemática como una posibilidad de formación a la hora de conseguir una autorización provisional de un año.

La vigencia de esa autorización podrá prorrogarse, en función de la evolución de la pandemia.