La pipa de girasol común entregada en la presente campaña en la Cooperativa ACOR se liquidará a un precio final de 579 euros por tonelada, lo que supone 219 euros más que el precio mínimo que ya estaba garantizado por contrato, es decir, un incremento del 61% que el contrato base inicial.

El Consejo Rector de la Cooperativa ha aprobado este martes 30 esta retribución dadas las excepcionales circunstancias que se han producido esta campaña en el mercado de las oleaginosas, con precios muy elevados a nivel internacional tanto para el girasol como la colza.

En el caso del girasol alto oleico, la cotización final será de 589 euros, 199 euros más que lo fijado en el contrato base inicial (61% más). En ambos casos, tanto el común como el alto oleico, el precio se calcula para una calidad tipo con un 9% de humedad, un 2% de impurezas y un 44% de contenido de grasa (9-2-44).

De hecho, cabe recordar que el pasado mes de septiembre se comenzó a cotizar el girasol en la lonja de León y el convencional arrancó a 500 €/T y el alto oleico a 510 €/T, precio sensiblemente superior al del pasado año que se inició en 335 €/T para el convencional y 340 €/T para el alto oleico, lo que representa una subida de hasta 170 euros más que hace un año.

Asimismo, este mismo miércoles, en las cotizaciones de la lonja del Ebro el girasol origen almacén se destacaba que cotizaba a 395 euros, después de haber subido otros tres euros con respecto a la semana pasada,manteniendo su tendencia alcista.

.En la presente campaña se han sembrado 251.067 hectáreas de girasol en Castilla y León, donde destaca las 56.016 hectáreas de Burgos y las 38.122 hectáreas de Palencia, según los datos de la Junta de Castilla y León. En el conjunto de España, el girasol ha ocupado 630.941 hectáreas por lo que Castilla y León concentra el 40% de la superficie.