La Comunidad de Madrid ha procedido al despido, el pasado 30 de junio y por fin de contrato de asistencia técnica, de nueve de los quince trabajadores del área  de la PAC, provocando la incredulidad y desánimo de los seis trabajadores que quedan, que deberán tramitar todos los expedientes de solicitudes de ayuda de la Comunidad de Madrid, y el enfado de las organizaciones agrarias, especialmente de Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (UGAMA), que exige que se dote de personal a este área para poder tramitar todos los expedientes a tiempo.

Como recuerdan, en un año de extrema sequía y con el poco apoyo a los seguros agrarios que existe en la Comunidad de Madrid, agricultores y ganaderos “necesitan imperiosamente que se anticipe los pagos de las ayudas de la PAC tal y como se permite desde la Unión Europea”, por lo que critican este tipo de despido.

Por esto, la Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (UGAMA), ante esta grave situación, ve imposible que se pueda anticipar los pagos en el mes de octubre como hacen la mayoría de las Comunidades Autónomas vecinas. “Con la falta de personal que existe en esta área de la Consejería, está claro que las ayudas no van a llegar en este 2017” afirman. “Si esta situación no cambia, la agricultura y ganadería de Madrid va a sufrir un tremendo mazazo, por no poder pagar a proveedores, veterinarios, etc.”

UGAMA recuerda que en la Comunidad de Madrid existen aproximadamente 6.000 solicitudes de ayudas de la PAC que aportan aproximadamente 40 millones de euros de ayudas directas al sector, que agricultores y ganaderos necesitan para continuar con su actividad y poder sacar adelante a sus familias.

por todo ello, esta organización pide que “se tomen cartas en el asunto y se dote de medios humanos y técnicos suficientes para que una vez más el campo madrileño no esté a la cola de Europa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here