El conflicto de la negociación del campo extremeño se complica cada día y se radicaliza, en especial tras el asalto de la sede de la organización agraria APAG Extremadura Asaja, quien ha condenado la actitud de un grupo de personas de la asociación ’25 de marzo’ que en la mañana de este lunes han irrumpido en la sede central de esta organización agraria, en Mérida, y que han necesitado de la presencia de la Policía Nacional para su desalojo.

El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha lamentado esta forma de actuar que ha calificado como “una indecencia y un abuso” por el atropello a la propiedad privada que se ha sufrido.

Ante estas circunstancias, APAG Extremadura Asaja ha puesto el caso en conocimiento de la justicia este asalto, con la pertinente denuncia, para que se tomen las medidas oportunas y evitar que este tipo de actitudes se repitan en el futuro.

Metidieri ha recordado que la mesa del convenio del campo está en fase de negociación y desde APAG Extremadura Asaja nunca se ha dicho que no se cumpla la Ley o que no se abone el salario mínimo interprofesional, por lo que este tipo de ataque realizado hoy no se entiende, al no ser que su objetivo sea el de generar un clima de crispación en la sociedad y en el campo extremeño.

Frente a este tipo de actitudes, desde APAG Extremadura Asaja han dejado muy claro que se seguirá trabajando por el campo, por el diálogo y por la democracia frente a los que buscan la confrontación, ha concluido.

Como se recordará, el convenio del campo extremeño lleva tiempo negocíándose y quedó aún más enturbiado con la decisión del Servicio de Mediación y Arbitraje de Extremadura de fijar un laudo en el que fija el valor mínimo de la hora de trabajo para un trabajador del campo, tanto fijo como eventual, en 7,13 euros, y en 46,34 euros la jornada de los eventuales.

(Foto: twiter canalextremadura.es)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here