El Decano-Presidente del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes (COIM), Eduardo Rojas Briales, y el Presidente de la Asociación Instituto de investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica (ISC), Francisco Burillo Mozota, han firmado en Valencia un convenio de colaboración por el que ambas entidades se comprometen a sumar esfuerzos, entre otros objetivos, para “aportar voz ciudadana contrastada al debate público abierto en todo el país sobre los asuntos que preocupan en la actualidad a la sociedad civil española, con especial atención al reto demográfico y al desarrollo rural”, según recoge el documento firmado.

Ambas entidades sentarán las bases de su actividad sumando esfuerzos con las distintas y valiosas aportaciones de asociaciones, fundaciones, colegios profesionales y otras entidades profesionales, culturales y sociales para combatir la lacra de la despoblación que asola a España y el resto de los países del Sur de Europa. Las líneas de trabajo que se van a seguir se establecen en tres escalas territoriales, Serranía Celtibérica, España y países del Sur de Europa.

Con una superficie de 65.825 km², la Serranía Celtíbera abarca 1.311 municipios repartidos entre las provincias de Teruel y Zaragoza en Aragón, Cuenca y Guadalajara, en Castilla-La Mancha; Burgos, Segovia y Soria, en Castilla y León, Castellón y Valencia, en la Comunidad Valenciana, y la Rioja. Ambas instituciones se suman a la solicitud realizada al Gobierno de España para que la Serranía Celtibérica sea declarada en situación de “catástrofe demográfica”.

La unidad territorial estadística no administrativa Serranía Celtibérica ha llegado a una situación límite. En su territorio equivalente a más del doble de Cataluña o Bélgica, están censadas únicamente 460.613 personas, que supone una densidad de 6,99 habitantes por km2. Estas cifras la convierten en el mayor desierto demográfico de toda la Unión Europea, junto con Laponia, que también tiene menos de 8 hab/km2, pero debe su baja densidad de población a su climatología extrema.

El proceso de despoblación continuado, ante la total ausencia de medidas para detenerlo, ha llevado a la desarticulación del territorio de la Serranía Celtibérica, que en la actualidad solo tiene cuatro municipios con más de 10.000 habitantes (Teruel, Soria, Cuenca y Calatayud), frente a los 669 con menos de 101 habitantes.

Con la firma de este convenio de colaboración, el Colegio Oficial de Ingenieros de Montes se suma a la “Red de Investigación y Desarrollo para Zonas Escasamente Pobladas del Sur de Europa” REDN-SESPA. Y supone su integración en esta Red, impulsada por el Instituto Serranía Celtibérica y el Instituto de Ingeniería de España, con la finalidad de asesorar y desarrollar estrategias ante la Unión Europea, y ante los Gobiernos de los países del Sur de Europa, en los planes correspondientes a los fondos estructurales y de cohesión.

Esta iniciativa se une a la labor que el COIM viene realizando a través de Juntos por los Bosques, en defensa de la España Vaciada. Juntos por los Bosques aúna a más de 80 entidades del sector forestal español, con el objetivo de concienciar sobre el valor de los bosques españoles, la riqueza que en muchos sentidos pueden aportar a la sociedad y para definir propuestas de actuación primordiales que serán enviadas al Gobierno y a todas las formaciones políticas con representación parlamentaria.