El Círculo por el Agua ha anunciado este lunes que llevará a cabo protestas ante la delegación del Gobierno en Murcia y las subdelegaciones en Alicante y Almería ante la propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de rebajar los volúmenes del trasvase, tras lo que celebrarán próximamente una reunión en Madrid con una manifestación en la capital para hacer visible su malestar por esta situación.

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS), Lucas Jiménez, portavoz del citado Círculo ha dicho que «estamos en un momento decisivo, en un punto de inflexión, para el futuro de una infraestructura que ha vertebrado hasta ahora el Levante español con el conjunto de la nación» y en este momento se ha aprobado un «elevado e injustificado aumento de los caudales circulantes en el alto Tajo» cuando el Plan Hidrológico del Tajo aseguraba que con los actuales caudales el río gozaba de buena salud ecológica.

«Habrá probablemente una asamblea del Círculo del Agua en Madrid que termine en algún tipo de concentración frente al ministerio», en la plaza de San Juan de la Cruz, anunció, y advirtió que no podrán desplazar a la capital 30.000 personas en una situación de pandemia como sí pudieron hacer en la última gran concentración de protesta en la plaza de Colón, el 7 de marzo de 2018.

Jiménez criticó además la revisión «a marchas forzadas de las reglas de explotación del trasvase, más allá de los planteamientos ideológicos de la señora ministra del ramo», Teresa Ribera. Con el cambio en las reglas de explotación pasarían de enviarse 38 hectómetros cúbicos a 27 cuando los embalses de Entrepeñas y Buendía (Guadalajara) se encuentren en nivel 2.

«El roto que nos va a hacer Ribera con el Trasvase», afirmó, supone algo mas de 91 hectómetros cúbicos de agua. Según Jiménes, la ministra «dijo que lo iba a arreglar con un zurcido de desalación», cuando no existen infraestructuras para trasladar las aguas desaladas a las fincas agrícolas, para que se estiman unos ocho años de obras.

RECUERDAN QUE PEDRO SÁNCHEZ ES «EN ÚLTIMA INSTANCIA, EL RESPONSABLE DIRECTO DE LO QUE PUEDA PASAR A PARTIR DE ESTE MOMENTO»

En el encuentro, celebrado en la Cámara de Comercio de Murcia, han participado la práctica totalidad de organizaciones agrarias levantinas, sindicatos y empresarios, de industrias hortofrutícolas, quienes han llegado a la conclusión de que para protestar deberán salir a la calle e informar a la población, porque no afecta exclusivamente a los regantes, dado que se producirán incrementos de precio en el agua de abastecimiento.

El presidente del SCRATS ha desvelado que «vamos a estar en Madrid cumpliendo obviamente con la legislación vigente y específica derivada de la covid, y no vamos a estar solamente una vez, sino que estaremos presencial y no presencialmente, y nos vamos a hacer ver física y no físicamente; echaremos manos de la imaginación porque a veces no importa el número, sino hacernos ver y al final buscaremos medidas que visualicen el malestar de los regantes».

El Círculo por el Agua pide además una reunión de cada uno de los presidentes de las comunidades autónomas afectadas, es decir, Valencia, Murcia y Andalucía, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que «en última instancia es el responsable directo de lo que pueda pasar a partir de este momento».

Jiménez agradeció a los alcaldes de Elche (Alicante), Mula, Archena y Lorca, por su reciente apoyo al trasvase del Tajo, y anunció que habrá «marcha generalizada en todos los municipios» afectados, además de la celebración de asambleas abiertas para trasladar a la sociedad civil las causas de este «cabreo monumental que existe en el sector agrícola».

Por otro lado, desde el Círculo del Agua se insta a que el Pacto Regional del Agua de la comunidad de Murcia celebre una reunión, ya que PSOE, PP y CS defendieron el trasvase del Tajo como «pata fundamental» del riego, y en ese sentido piden que la Asamblea Regional se pronuncie en esa línea.