El presidente de Proexport, Juan Marín Bravo, ha denunciado  que más de 1.500 transportistas están atrapados por la decisión tomada el domingo del cierre de la frontera entre Francia y Reino Unido tras confirmarse una nueva cepa de coronavirus. De los más de 2.500 camiones de frutas y hortalizas que todas las semanas viajan a Reino Unido “ahora tenemos retenidos al otro lado de la frontera más de 1.500 camiones, muchos de ellos con dos personas que a día de hoy no sabemos qué va a pasar con ellos”, explica Marín.

Por este motivo desde la Asociación de Productores-Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia, así como desde la asociación de productores europeos Frutas y Hortalizas de Europa (Eucofel), que preside Juan Marín, se ha reclamado una solución a las autoridades europeas, francesas y españolas para liberar el tráfico de mercancías. “Apelamos a las autoridades para que solucionen esta situación, salvando la seguridad sanitaria de todos, de modo que se permita retornar a los transportistas que durante nueve meses han dado muestra de mantener la seguridad en sus viajes. Ahora no entendemos cómo se toma esta decisión sin previo aviso a los implicados”.

El sector hortofrutícola de la Región de Murcia conoció el cierre de la frontera francesa durante las próximas 48 horas a los vehículos procedentes del Reino Unido debido a la nueva cepa de la Covid. Esta situación ha dejado atrapados a numerosos camiones que tenían previsto regresar tras entregar su carga en los supermercados británicos. “Los transportistas están preocupados y nos llaman para saber cuándo van a poder coger los barcos y regresar a sus hogares. Estamos a tres días de Navidad y quieren estar con sus familias. Además, los camiones llegan cargados de mercancías de retorno. Es una situación dramática”, advierte.

“Nos están contando que se encuentran tirados en los arcenes, los están echando de las zonas de embarque y no sabemos cuándo van a venir”, denuncia Marín y reclama que se solvente el problema “con celeridad” porque a la situación actual se unirá que la próxima semana cerca de 50 millones de kilos de productos hortofrutícolas no puedan enviarse a Reino Unido por esta situación y, en consecuencia, “cercenar también la actividad de los productores”, advierte.

La Unión Europea es el principal suministrador de frutas y hortalizas frescas a Reino Unido. En 2019 el 52% del total importado por los británicos (3,1 millones de toneladas) procedían de los países comunitarios De esa cifra, 1,5 millones de toneladas fueron exportadas por España al mercado británico, lo que muestra la importancia del mercado inglés para el sector español, ahora afectado por esa nueva cepa.