La organización Asaja Granada ha denunciado este lunes 30 que, a medida que se prolonga el estado de alarma por el Covid-19, el campo no se libra de la crisis y productos como las carnes de ovino y caprino y derivados de la leche, y frutas y hortalizas como chirimoyas, níspolas y espárrago se arruinan por falta de pedidos y hundimiento de precios.

Asaja ha puesto de manifiesto la “difícil situación” en la que se están quedando algunos sectores ganaderos y hortícolas amenazados, y que productores de ovino-caprino, cárnicos y de leche se llevan “la peor parte” debido al cierre de su principal canal nacional de ventas de hostelería, restauración y cafeterías.

También de los mercados ambulantes para la producción de quesos y yogures y la caída “en picado” de la actividad en mataderos, ante lo que debería potenciarse, como medida de contención, la salida de productos como el cabrito y el cordero en el canal de distribución.

Las frutas y hortalizas, en especial chirimoyas, níspolas y los espárragos, también se están viendo afectados por el cierre de los establecimientos de restauración y por la tendencia a la baja de exportaciones a Alemania, Francia e Italia.

El espárrago verde, en concreto, tendrá un 80% de pérdidas económicas cuando las expectativas de precios eran excelentes ante un adelanto de la campaña y una cosecha de 20.500 toneladas, un 20%, según Asaja.

Tampoco funcionan demasiado bien, en medio de la incertidumbre por el acceso a la mano de obra en la próxima campaña, ralentización de las exportaciones o disputas comerciales, otros sectores como el aceite de oliva y el vino que temen una acumulación de excedentes, lo que conllevaría una caída significativa de precios.

La organización ha recordado que la producción primaria es clave en estos momentos y es necesario que se garantice la continuidad de la actividad de las explotaciones agrícolas y ganaderas con soluciones a corto, medio y largo plazo que protejan a estos sectores seriamente perjudicados ya que el campo no se libra de la crisis.

Por ello, reclama a las distintas administraciones que implanten planes de apoyo específicos, como el módulo 0 o reducciones del 50% en el IRPF para los productos señalados, reducción de gastos sociales, medidas de regulación de los mercados y de gestión de crisis, así como mayor flexibilidad en la aplicación de las medidas de la PAC y transferencia de fondos de los programas comunitarios.


2 Comentarios

  1. Estoy leyendo que los ganaderos estaban vendiendo corderos a 70 € y ahora con esto de la cuarentena y el tema del coronavirus los están vendiendo Incluso a 50 € “cada cordero”. Pues yo acabo hoy de comprar costillas de cordero lechal en Pamplona y el precio al que me han vendido es de 25 € “el kilo”.
    Es decir si el precio de un cordero entero en origen es de 50 € el cordero entero y al consumidor nos cobran 25 € un kilo de costillas, esto quiere decir que alguien se está forrando más que nunca.
    Y me pregunto yo: tan difícil es pillar a estos atracadores y meterles unas sanciones que les quiten las ganas de robar para siempre ?
    NO SE PUEDE ESCUPIR A LA CARA DE UNA FORMA MÁS DESCARADA A LOS CONSUMIDORES, Y SOBRE TODO AL GANADERO

  2. Deberian dejar atender toda la agricultura ne general para cuidar lo plantado y los viñedoa en particular. En galicia si nos decuidamos nos invaden las zarzas, los herbajos y las babosas ya comen los nuevos brotes. Deberian conceder permisos como con las autorizaciones para quemas, con los cuidados y precauciones adecuadas, controlados con nº de autorizacion. En el campo ni contaminamos ni nos contaminan, trabajamos al aire libre y nos desplazamos cada uno en el vehiculo y remolque autorizados. Tenemos nuestra autorizacion para aplicar los productos fitosanitarios . Las autridades tienen que sumar razonamientos y conceder las autorizaciones necesarias para poder cuidar, por lo menos, lo yá plntado.
    Saudos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here