APAG Extremadura Asaja ha sido la primera organización que ha puesto de manifiesto su indignación con el Gobierno nacional ante la prohibición de quemar restos agrícolas y critica que, con el apoyo de Esquerra Republicana, hayan decido dar marcha atrás en sus propios planes, ya que inicialmente había dado su visto bueno a retirar dicha prohibición pero en el debate del proyecto de ley que regula la gestión de la nueva PAC volvió a cambiar de opinión.

Ahora el Gobierno ha decidido mantener las prohibiciones en cuanto a la quema de restos agrarios con la exención solo para pequeñas y microexplotaciones agrícolas, siempre que no sea posible evitar la propagación de plagas y malas hierbas por otros medios.

LAMENTAN DESDE LA ORGANIZACIÓN QUE “NO ES DE RECIBO QUE LOS QUE GOBIERNAN Y LEGISLAN DESDE MADRID DESCONOZCAN LA REALIDAD DEL CAMPO”

Esta nuevas disposición transaccional ya ha sido criticada por la mayoría de los grupos minoritarios y de la oposición en el debate, por haber sido presentada a última hora y sin tiempo para negociar.

La modificación se ha producido durante el debate del proyecto de ley que regula la gestión de la nueva PAC, que fue aprobado en el Senado y vuelve al Congreso para su aprobación final, con distintos cambios como los que afectan a la quema de residuos agrícolas.

Ante esta situación, el presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidiri, no ha ocultado su indignación ante esta postura y considera que una vez más se confirma que “tenemos un Gobierno empleado en dar la espalda al campo extremeño favoreciendo a las multinacionales que vierten sus productos químicos en nuestros campos”.

Para APAG Extremadura Asaja no es de recibo que los que gobiernan y legislan desde Madrid desconozcan la realidad del campo extremeño y “mientras se dedican a hablar de cómo combatir la despoblación, aprueban leyes que la incrementan”.