El campo, en especial los ganaderos de toda España, han reaccionado con dureza contra la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y algunas CCAA de aprobar, por una ajustada votación en la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en régimen de Protección Especial lo que impedirá que pueda ser cazado. La respuesta del sector ha ido desde pedir directamente la dimisión de la ministra, Teresa Ribera, a  dudar del comité científico qaue lo ha apoyado por no tener «un carácter verdaderamente representativo», hasta una seria advertencia: «Los ganaderos somos los que estamos en peligro de extinción».

La reacción más contrudente ha venido de COAG Castilla y León, que se ha visto «obligada a pedir enérgicamente la dimisión de la titular del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, así como del Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, porque su empeño en desplazar a los ganaderos del campo ha cristalizado por fin hoy, en la sesión de la comisión del patrimonio natural».

EN 2019 SE REGISTRARON 2.579 ATAQUES DE LOBO SOLO CASTILLA Y LEÓN  QUE MALOGRARON A 3.774 CABEZAS DE GANADO

A su vez anuncia que desarrollará cuantas acciones estén a su alcance para evitar que la votación de hoy acabe convirtiéndose en ley y se plantea también «romper todas sus relaciones con el PSOE y con Unidas Podemos, formaciones políticas que han coadyuvado a que se perpetre esta agresión a los derechos de los ganaderos».

Aurelio Pérez, coordinador regional de COAG CyL ha asegurado que “no vamos a permitir que se elimine la caza al norte del Duero porque se estaba desarrollando organizadamente y porque el lobo se mantenía en su hábitat perfectamente. Ahora, habrá más ataques a las granjas con las consiguientes pérdidas para los ganaderos”.

Un informe de COAG con datos de la Consejería de Medio Ambiente muestra que en 2019 se registraron 2.579 ataques de lobo en toda la región que malograron a 3.774 cabezas de ganado. Las pérdidas que dichos ataques generaron a los ganaderos fueron de 2 millones de euros.

INSTAN AL PRINCIPADO A RECURRIR A LA JUSTICIA PARA IMPEDIR QUE SE APLIQUE ESTA LEY

Por su parte, desde Asturias Ganadera ha rechazado esta aprobación y aseguran que el lobo tiene poblaciones estables y consolidadas al norte del Duero que hacen innecesaria una mayor protección de la que tenían en el Principado. «En Asturias no es viable la coexistencia entre ganadería extensiva y el lobo basándose únicamente en medidas preventivas y compensatorias, sino que serán siempre necesarios, por la naturaleza de nuestros ecosistemas silvopastoriles, los controles poblacionales», aseguran.

Asimismo, ponen en duda al «comité científico, que no tiene un carácter verdaderamente representativo, pues ni siquiera se contó con la opinión de los expertos y especialistas de las regiones con mayor población lobera, dando la impresión de ser un comité diseñado ad hoc para que proponga lo que desde el Ministerio se pretendía implantar»

Tras estacar que se trata de una Ley «mal diseñada sólo conducirá a dos caminos: el fomento de la injusticia (más abandono de la actividad pastoril) y de la ilegalidad (algunas personas buscarán alternativas ilegales para disminuir sus problemas).», esperan y exigen que el Gobierno del Principado cumpla con la amenaza que apenas hace un par de días expresó el Sr. Consejero de Medio Rural,  DAlejandro Calvo, diciendo que se opondrá “con todos los medios” a la catalogación del lobo como especie amenazada o vulnerable en toda España, y que lo haría “si se hace necesario”, recurriendo a los tribunales de justicia.

PIDEN «CORDURA» CON EL LOBO: «SOMOS LOS GANADEROS LOS QUE ESTAMOS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN»

Asimismo, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha calificado de “decisión errónea” la inclusión del lobo dentro del listado de especies de protección especial, lo que implicará que no se podrá controlar la especie. UPA cree que la decisión “ignora plenamente” las demandas de los ganaderos, así como de las Comunidades Autónomas con presencia de lobos, que se han mostrado rotundamente en contra de este blindaje del lobo y destacan que «los ganaderos somos los que estamos en peligro de extinción».

El lobo en España no se encuentra en peligro de extinción, “por más que se empeñen algunos”. Al contrario, los expertos lo señalan –y los ganaderos lo sufren-: la especie se ha expandido de forma importante en los últimos años, causando daños importantes a la ganadería extensiva, sobre todo en Castilla y León, Asturias, Galicia, Cantabria, Comunidad de Madrid, La Rioja y Euskadi, que son los territorios con presencia de lobos en la Península Ibérica.

Asimismo, los ganaderos advierten de que acudirán a todas las instancias: “al presidente del Gobierno si hace falta. Hace muchos años que el lobo no está perseguido en España. Lo estamos los ganaderos, y esta nueva decisión lo demuestra”, han protestado, no sin antes recordar que los ánimos están calientes y no se descarta comenzar un proceso de movilizaciones ante lo que consideran puede ser “la puntilla” a la ganadería extensiva y al medio rural».

Por su parte, la Federación Española de Caza (RFEC) ha criticado la protección del lobo porque con esta decisión «vuelve a demostrar que el Gobierno es completamente ajeno a una realidad rural, que apuesta por la caza sostenible para la recuperación de la tórtola y la gestión del lobo, tal y como demuestran los distintos informes técnicos y científicos».