El Consejo de Ministros previsto para el martes 27 de julio aprobará la modificación del Real Decreto que regula el memorándum del trasvase Tajo-Segura y que supondrá que cuando los embalses de cabecera estén en nivel 2, la derivación será de 27 hectómetros cúbicos y no 38, como es en la actualidad.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha avanzado esta fecha en la que se va a aprobar la modificación «comprometida por el Gobierno de España y de Castilla-La Mancha, que es fruto del trabajo conjunto» y que supondrá «poner por delante los criterios técnicos de la arbitrariedad política que en su día dispusieron los dos gobiernos del PP, en Madrid y en Castilla-La Mancha».

Martínez Arroyo ha desvelado esta fecha para el cambio del memorándum del trasvase en declaraciones a los medios de comunicación ofrecidas con motivo de la firma de los contratos de emprendedores con el Grupo de Desarrollo Rural Molina de Aragón-Alto Tajo, que ha tenido lugar en la localidad de Molina de Aragón (Guadalajara), según ha informado la Administración regional en un comunicado.

El consejero de Agricultura y Agua de Castilla-La Mancha ha afirmado que es la “primera vez que sucede algo así”, y por ello ha reconocido el “esfuerzo y valor” tras el trabajo conjunto de las administraciones regional y nacional, que va a beneficiar a los municipios ribereños, ya que incrementará en 200 hectómetros cúbicos de media la lámina agua existente en los pantanos de cabecera de Entrepeñas y Buendía. «Es un paso, no la solución, pero es un paso necesario y positivo», ha dicho.

Además, Martínez Arroyo ha recordado que se están invirtiendo 40 millones de euros en esta zona de Castilla-La Mancha, que posibilita, por ejemplo, que este verano no haya cisternas para el abastecimiento de la población en localidades ribereñas como Chillarón del Rey o Córcoles.

También ha afirmado que si esta modificación se hubiera producido hace seis meses hubiera supuesto un ahorro de 66 hectómetros cúbicos que no hubieran salido de los pantanos de cabecera, y ha lamentado que algunos diputados del PP de Castilla-La Mancha defendieran en Madrid que se paralizara la aprobación de este Real Decreto, y con ello, “en vez de ayudar, ponen obstáculos a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos de Castilla-La Mancha”.