La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores ASAJA de Castilla-La Mancha ha manifestado la necesidad urgente de cambiar los seguros agrarios y modificar sus condiciones para incentivar su contratación, ante los constantes fenómenos meteorológicos que se están produciendo como consecuencia del cambio climático.

La Organización Agraria ha señalado que los eventos de los últimos años (la sequía de 2017, el pedrisco de 2018, la DANA de 2019 o las olas de calor) advierten de la necesidad de adaptar el seguro a la realidad de los agricultores y ganaderos españoles para conseguir que sea una herramienta eficaz.

En este sentido, la Organización ha reclamado que para que los seguros sean atractivos han de tener unas condiciones técnicas que tengan en cuenta la realidad agronómica del sector y se han de dotar de un presupuesto público suficiente para que no resulten prohibitivos.

De igual forma, Asaja CLM también demanda más medidas que favorezcan el acceso a la contratación de seguros agrarios a mujeres, jóvenes y profesionales o modificar la fiscalidad de las indemnizaciones de los seguros agrarios, entre otras.

No obstante, y dado que todavía el porcentaje de contratación en esta región es bajo, lo que incentiva que se deban cambiar los seguros agrarios. Por eso, la Organización ha pedido sensibilidad a las Administraciones para aquellos agricultores y ganaderos afectados por las tormentas de agua y granizo de los últimos días.

Buena prueba de todo esto son los últimos sucesos climatológicos adversos de esta semana. Así, en Castilla-La Mancha, la tormenta de la noche del pasado martes 31 de agosto se ha dejado notar, sobre todo, en la provincia de Ciudad Real, en la comarca del Campo de Montiel, afectando a cultivos como el olivar, la vid, los pistachos y algunos hortícolas, con daños que oscilan entre el 60 y el 80 por ciento de la producción, llegando en algunas zonal al 100%. Municipios de Montes Norte (Malagón, Aldeas del Cristo, Peralosa) y Campo de Calatrava (Almagro y Carrión, entre otros) también se han visto afectados por la tormenta.