El brandy de Jerez 1866, perteneciente a la empresa bodeguera Osborne, en El Puerto de Santa María (Cádiz), se ha coronado como el mejor brandy de Jerez del mundo con su triunfo en la prestigiosa International Wine & Spirit Competition, donde ha obtenido el máximo galardón consiguiendo 95 puntos y la Medalla de Oro.

Los jueces de este concurso internacional han calificado a este brandy como «carismático, gloriosamente redondo y deliciosamente cálido».

En una nota de prensa, Osborne ha explicado que el brandy 1866 se distingue por un minucioso proceso de elaboración con destilación discontinua a baja temperatura de vinos blancos seleccionados en tradicionales alquitaras de cobre.

Posteriormente es envejecido por el método tradicional de criaderas y soleras, compuesto por 16 escalas y usando botas de Jerez de roble americano de más de 20 años que previamente acogieron los mejores vinos finos de crianza biológica de la casa Osborne.

Sobre su sabor, ha indicado que este licor ha destacado por encima del resto de las bebidas presentadas a concurso «gracias a su gran equilibrio y suavidad, que condensa más de 100 años de tradición y calidad que lo hace tan especial».

“Los deliciosos sabores de las pasas sultanas, la miel y la dulce piel de los cítricos seducen al paladar con una caricia aterciopelada. Un brandy increíblemente carismático que está gloriosamente equilibrado y bendecido por un final deliciosamente cálido», han dicho los jueces del certamen.

La directora de comunicación de Brandy de Jerez 1866, Valeria Morado, ha asegurado que este premio es «el broche de oro a muchos años de trabajo, sacrificio y pasión de nuestro Master Blender Marcos Alguacil y de los maestros artesanos» que, además, coincide con el 250 aniversario de la bodega portuense.

A partir de un riguroso proceso de cata, la International Wine & Spirit Competition, reconoce la excelencia de las mejores marcas de vinos y espirituosos a nivel global.