El Pleno municipal de Tarancón (Cuenca) ha aprobado en su sesión ordinaria del mes de octubre una declaración institucional en apoyo a la cadena cárnico-ganadera del país, en la que destaca su presencia mayoritaria en el medio rural como uno de los pilares del sector agroalimentario español, los más de dos millones de empleos que genera a nivel nacional y su aportación económica a la producción agraria e industrial y, por ello, su incorporacion a la Red Municipal Ganadero-Cárnica.

El alcalde de Tarancón, José Manuel López Carrizo, ha presentado esta moción en apoyo a toda esta industria que tanto peso tienen en la localidad, con más de 2.200 puestos de trabajo directos a los que hay que sumar todo el empleo indirecto del sector del transporte.

La declaración institucional, aprobada por unanimidad en el Pleno, indica que en Tarancón «se generan un total de 2.200 empleos a través de la actividad del sector cárnico, el cual representa un total de 920 millones de euros en facturación. Tarancón es conocido por su larga tradición comercial y de industria cárnica en el sector a nivel nacional». Esta actividad cárnica, además, «crea una red de empresas de servicios que son proveedores habituales, generando riqueza y empleo indirecto en muchos sectores, como control de calidad, fluidos, construcción, frío industrial, etc.». Es tal su importancia en Tarancón que la generación de actividad industrial directa e indirecta tiene un peso de más del 70% del PIB de la comarca, además de desarrollar un importante valor añadido de compromiso con la ciudad, colaborando en actividades sociales y generando ayudas económicas y alimentarias a los más necesitados.

El acuerdo del Consistorio recoge que «dada la relación que une a este sector con la economía de Tarancón, y con vistas a que el mismo siga siendo una palanca de crecimiento económico a futuro, resulta oportuno dar visibilidad a la relevancia de la cadena cárnico-ganadera en el entorno rural».

La Red Municipal Ganadero-Cárnica pretende dar visibilidad al papel de los municipios en el funcionamiento del sector, así como fomentar la colaboración público-privada a nivel municipal, desarrollando actuaciones o estrategias de promoción del sector, que ha demostrado su capacidad de resiliencia y fortaleza estratégica durante la crisis del Covid-19.