Gran satisfacción en Vidabol, sociedad cooperativa Oleo Vidabol de Castilla-La Mancha, al obtener uno de sus AOVES Ecológicos gourmet, el “Algaraba Centenario” una Medalla de Plata en el prestigioso Concurso Internacional de Aceite de Oliva Athena de Grecia.

Una decena de AOVEs de Castilla-La Mancha han obtenido medallas de Doble Oro, Oro, Plata y Bronce en este concurso, celebrado en la isla de Lesbos (Grecia), en el que participaron aceites de oliva de todo el mundo, y que contó con un Jurado de gran calidad, que se reunió durante la primera semana de junio.

Jesús Julián Casanova destacaba la alegría que les ha provocado que el “Algaraba Centenario” haya sido premiado con la Medalla de Plata en este concurso, creado en el año 2000 por Vinetum, la primera compañía en Grecia especializada en comunicación y marketing enológico.

“Cuando lanzamos estos AOVEs con el lema “El sabor del tiempo”, nuestro grupo de cooperativas ciudadrealeñas, lo hacíamos ilusionados con estos aceites de vanguardia que nacen de las esencias, de los olivos ancestrales del territorio, símbolo del origen y la resiliencia de este cultivo, en lo que era nuestra primera apuesta gourmet de Vidabol, ahora con este primer premio la ilusión aumenta, y nos hace ver que vamos por buen camino” añade.

NOTA DE CATA

Precisamente la enóloga y catadora María Plana realizó la nota de cata del Algaraba Centenario en la presentación del mismo en El Mirador de la Mancha en Villarrubia de los Ojos en un acto reciente, comentando que el aceite de oliva virgen extra Centenario está elaborado con aceitunas de más de 500 años ecológicas de variedad Cornicabra, típica de nuestra región, del que se habían sacado más de 1.500 botellas en formatos de 50 cl.

“Catar un aceite es fascinante por las sensaciones que causa en el catador, pero sí es un aceite especial, aún más. Podemos apreciar en nariz la intensidad alta aromática, muy afrutada, y también destacar los recuerdos a hierba fresca, manzana verde, alcachofa y aguacate”, añadía Plana.

En boca, podemos destacar una entrada dulce, con un intenso picor y amargor al final. Un aceite muy complejo con los matices propios de la variedad cornicabra, que se caracteriza por un gran final y un equilibrio perfecto entre los matices afrutados y el picor-amargor.

Un aceite completo, equilibrado, con alto contenido en polifenoles y vitamina E. Perfecto para cuidar nuestra salud y también nuestros sentidos. Un aceite excepcional para combinar con platos crudos, ensaladas e incluso para atreverse con un huevo frito. La diferencia se nota y os animo a que hagáis la prueba y me contéis. Además, se presenta en botella de cristal de 500 mL con un diseño especial y su caja para consumo directo o regalo”, dijo Plana.

El grupo Oleo Vidabol, cooperativa de segundo grado de la provincia de Ciudad Real, está integrado por las cooperativas “El Progreso”, de Villarrubia de los Ojos; “Los Pozos”, de Daimiel, y “Oleo Vinícola Campo de Calatrava”, de Bolaños de Calatrava, que comercializa los productos de 2.300 agricultores castellanomanchegos.