La producción mundial de cereales alcanzará 2.547,09 millones de toneladas durante la campaña 2016-2017, lo que supone una subida del 3,8% respecto a la anterior, según las últimas previsiones del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, según sus siglas en inglés).

En su informe mensual de agosto, el USDA eleva en más de 24 millones de toneladas sus aforos de cosecha respecto al anterior (julio).

Por cultivos, las estimaciones apuntan a una producción mundial de 743,44 millones de toneladas de trigo (+1,17% anual), un incremento favorecido por las buenas previsiones para Rusia, Ucrania, Kazajistán, Australia o Canadá, y «moderado» por los bajos rendimientos en la Unión Europea (UE) debido a las lluvias.

En el caso del maíz, los cálculos del USDA sitúan la producción global en 1.019,7 millones de toneladas, con un alza del 5,31% en comparación con la campaña 2015-2016 y repuntes notables en las ofertas de EEUU, Argentina, India o México.

En arroz, las previsiones del USDA cifran en 481,08 millones las estimaciones de cosecha mundial en la nueva campaña, con un aumento anual del 2,17%.