La cosecha mundial de trigo se situará en 765,227 millones de toneladas en la campaña 2019/2020, lo que supone 302.000 toneladas menos que en su previsión de septiembre, pero aún así un repunte del 5 % respecto a la anterior.

El último informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) lo refleja así en su análisis a octubre de la situación del mercado internacional del trigo, los cereales secundarios, el arroz y las semillas oleaginosas.

De acuerdo a los datos del USDA, sí calcula a la baja su previsión de consumo mundial de este cereal respecto a la anterior campaña, al pasar de 736,406 millones de toneladas a 755,108 millones estimados en octubre (-2,5 %). Esto podría afectar a medio plazo a los precios en España al afectarle cosecha mundial de trigo de esta campaña.

En cuanto a la proyección de los excedentes finales de campaña, cifra un volumen de 287,803 millones de toneladas, 1,294 millones de toneladas más que en septiembre y un 3,6 % más respecto a la campaña anterior.

En cuanto a los cereales secundarios, revisa al alza su previsión de agosto y eleva la cosecha total a 1.396,684 millones de toneladas, un +0,04 % frente a la 2018/2019.

La Unión Europea producirá en 2018 un total de 158,754 millones de toneladas, según esta última estimación

Para los principales países productores, el USDA mantiene su previsión de septiembre en China, con 262 millones de toneladas, aunque la cifra sigue reflejando un descenso del 1,10% en comparación a la 2018/2019.

La Unión Europea producirá en 2018 un total de 158,754 millones de toneladas, según esta última estimación, una cifra ligeramente superior a la dada en el informe en septiembre y que confirma el incremento frente a los 147,895 millones de toneladas obtenidas en la campaña anterior.

El consumo mundial de cereales secundarios se sitúa en 1.413,523 millones de toneladas frente a las 1.416,221 millones previstas en septiembre, lo que mantiene la previsión a la baja respecto a la campaña anterior, cuando fue de 1.415,903 millones de toneladas.

Dentro de los cereales secundarios, la cosecha mundial de cebada, según el USDA, se elevará a 155,799 millones de toneladas (154,072 millones de toneladas en el informe de septiembre), un +11,6 % frente a la campaña anterior; en el caso de la avena, se revisa a la baja hasta los 22,6 millones, aunque es superior en un 3,14 % a la 2018/2019.

Para el maíz, se calcula una cosecha de 1.104 millones de toneladas, de nuevo una cifra inferior a la realizada en el informe de septiembre y que confirma un descenso del 1,7 % frente a la producción obtenida en la campaña 2018/2019.

En cuanto al sorgo, el informe incluye cifras similares a las de la campaña anterior, con 58,796 millones de toneladas (58,997 millones en la 2018/2019); y para el centeno estima que se cosecharán 11,78 millones de toneladas (9,992 millones).