La Denominación de Origen del Vino de Toro cuenta con dos nuevas bodegas que recientemente se han inscrito en el consejo regulador, con lo que ya son 62 las industrias vitivinícolas de esta D.O. a la que pertenecen viñedos del este de la provincia de Zamora y del oeste de Valladolid.

Una de las dos nuevas bodegas, Legado de Orniz, ya elaboraba vinos con la contraetiqueta de Toro pero sin disponer hasta ahora de instalaciones propias y la otra, Bodegas Torres, es de nueva incorporación, según ha informado en un comunicado el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Toro.

Legado de Orniz es una bodega fundada por Diego Ribbert y Enriqueta Celemín, que ya en el año 2010 sacaron al mercado en el año 2010 dos vinos bajo la Denominación de Origen Toro, Epitafio y Triens, procedentes de viñas plantadas en San Román de Hornija (Valladolid).

El próximo mes de septiembre será cuando los propietarios de esta bodega realicen su primera vendimia en instalaciones propias situadas en la localidad vallisoletana en la que tienen sus viñedos.

DO TORO 2Por su parte, Bodegas Torres adquirió las instalaciones que pertenecían a la familia Lurton, situadas en Villafranca de Duero y que tenían la particularidad de poder elaborarse en ella vinos de dos Denominaciones de Origen, Rueda y Toro.

La reciente incorporación de Bodegas Torres a la D.O. Toro suma ya diez Denominaciones de Origen españolas donde elaborar vinos de calidad estas bodegas.