Dobre e importante actuación de la Guardia Civil. En la Sierra de Cádiz ha iniciado una operación contra quienes recibieron a tiros a los agentes en el Coto de Bornos. En Salobreña, ha puesto a disposición judicial en calidad de investigados a dos vecinos de esta localidad dos hombres de treinta y cinco y veintinueve años de edad respectivamente, con antecedentes policiales, como presuntos autores de un delito de robo de trescientos cincuenta kilos de aguacates en dos fincas de ese término municipal.

En la tarde del pasado día 13 de octubre, en una finca situada en el paraje de “La Granadina” los ahora investigados fueron sorprendidos por un agricultor mientras sustraían aguacates y los amontonaban para su traslado, llegando a tener acumulados más de 150 kilos. Al verse descubiertos in fraganti huyeron rápidamente del lugar en un turismo, dejando abandonado parte de su botín.

Su actividad delictiva no quedó ahí. A continuación se marcharon a otra explotación agrícola en el paraje de “La Güila”. Allí, tras forzar la puerta de acceso, lograron sustraer 140 kilos de aguacates.

De inmediato, los agentes de la Guardia Civil de Salobreña iniciaron una investigación, gracias a la cual consiguieron reunir los indicios suficientes que les permitieron identificar a los presuntos autores de los dos robos y ponerlos a disposición judicial.

OPERACIÓN EN EL COTO DE BORNOS PARA DETENER A LOS AUTORES DE LOS DISPAROS QUE HIRIERON A TRES GUARDIAS CIVILES

Por otro lado, la Guardia Civil de Cádiz ha iniciado un gran operación que se está realizando en la zona del Coto de Bornos, en la Sierra de Cádiz, logrando detener a los autores de los disparos en los que resultaron heridos tres guardias civiles el pasado mes de septiembre, según recoge benemeritaldia.org.

Con motivo de la explotación de la operación denominada «THARAK», la Guardia Civil de Cádiz, está realizado registros y detenciones en las localidades de Bornos, Arcos de la Frontera y Villamartín, todo ello para poner a disposición judicial a los presuntos integrantes de una organización criminal, entre los que se encontrarían los autores materiales de los disparos que provocaron graves heridas a tres guardias civiles que realizaban un reconocimiento para la localización de una plantación de marihuana.

El pasado 3 de septiembre, tres agentes de la Guardia Civil resultaron heridos, tras ser tiroteados en una operación contra el tráfico de droga en el Coto de Bornos, en Bornos (Cádiz). Los agentes han sido recibidos a tiros cuando se han presentado para desarrollar una operación en la que se investiga una plantación de marihuana.

Los agentes, pertenecientes al equipo de investigación de la compañía de Villamartín acudieron a un inmueble ubicado junto al embalse de Bornos a realizar labores de información tras recibir la confidencia de que allí se podría estar cultivando marihuana a gran escala. Al llegar los agentes, las personas que custodiaban la droga les recibieron con disparos de escopetas. Uno de los agentes, el que resultó herido de gravedad fue alcanzado en un tobillo, los otros dos guardias civiles resultaron heridos leves, los tres fueron trasladados al hospital de Villamartín.

(Foto principal: Archivo)