La Guardia Civil ha detenido a dos jóvenes, de 20 y 22 años, ambos vecinos de Albacete y el segundo de ellos con numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio, tras haber sido sorprendidos mientras robaban 400 kilos de ajos morados que ya habían sido recolectados y cuyo precio de mercado es de 500 euros.

La Central Operativa de Servicios de la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete recibió la llamada de una persona que comunicaba la presencia de un vehículo sospechoso que circulaba por un camino próximo a unos bancales el término municipal de La Herrera, donde se estaban recolectando ajos, tal y como ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha en un comunicado.

Los 400 kilos de ajos morados recuperados fueron reconocidos por su propietario, al que le fueron entregados

Este vehículo circulaba con la parte trasera muy pegada al suelo, como si fuese muy cargado, por lo que hizo sospechar que sus ocupantes podían haber sustraído ajos, en proceso de secado, de uno de los terrenos del comunicante, quien además observó que en uno de ellos había tiradas y vacías 20 cajas de este producto e incluso le faltaban dos tijeras que tenía encima de las cajas de ajos morados ya cortadas.

La Guardia Civil activó un dispositivo para identificar a los ocupantes del turismo y una patrulla de la Guardia Civil del puesto de Balazote dio el alto al vehículo cuando circulaba por la carretera N-322 (Córdoba-Requena), muy próximo a la capital albacetense.

Una vez identificados sus dos ocupantes, los agentes observaron que los asientos traseros del vehículo estaban llenos de ajos morados, a granel, al igual que el maletero, si bien los dos jóvenes que viajaban en el vehículo no pudiendo acreditar la legítima procedencia de este producto.

Las dos tijeras y los 400 kilos de ajos morados recuperados fueron reconocidos por su propietario, al que le fueron entregados una vez formuló la correspondiente denuncia por hurto. Además, los dos jóvenes han sido detenidos y puestos a disposición judicial.