El Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid ha impuesto una condena de dos años de prisión por delito de homicidio por imprudencia grave al conductor de un tractor que en mayo de 2019 colisionó en la localidad de Tiedra con un motociclista que perdió la vida en el siniestro al chocar contra uno de los brazos articulados de su tractor cunado realizaba labores de fumigación.

La condena, además de los dos años de cárcel, la misma que había solicitado el fiscal, incluye la privación del permiso de conducir vehículos a motor y ciclomotores durante idéntico periodo y, en concepto de responsabilidad civil, que es directa respecto de Allianz y el Consorcio de Compensación de Seguros, el abono de indemnizaciones que suman más de 120.400 euros, de ellos 50.996 para cada uno de sus padres y 18.399 para su única hermana, según la información del Gabinete de Prensa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León recogida por Europa Press.

 El accidente se produjo sobre las 16.30 horas del día 24 de mayo de 2019, cuando A.M.C. iba al volante de un tractor John Deere que arrastraba un apero de labranza habilitado para lanzar insecticida y provisto de dos brazos articulados, uno a cada lado del vehículo, de unos 12 metros de longitud cada uno de ellos, por una explotación agraria.

La tragedia se produjo durante la realización de la labor de lanzar insecticida sobre las tierras, para lo cual el tractor tenía extendidos en su totalidad los brazos del apero del remolque.

Fue al proceder a realizar un cambio de sentido dentro de la finca, sobre la que trabajaba para dirigirse hacia el otro extremo de la misma, cuando invadió con el brazo izquierdo del apero cuatro metros de la anchura de 5,600 metros del camino rural llamado ‘Tallo’, colindante a la finca, a la altura del kilómetro 1 del mismo, en un tramo recto de perfecta visibilidad habilitado para la circulación de peatones y vehículos.

No se percató el condenado, al circular en completa desatención por su finca, de la simultánea presencia de una motocicleta conducida por la víctima, que hacía uso del casco reglamentario sin abrocharlo correctamente, quien circulaba careciendo de permiso para conducir motocicletas por el margen izquierdo de la vía por el mismo lado en el que el tractor conducido por el acusado estaba trabajando.

Se produjo así la colisión, sin capacidad de reacción de la víctima, E.M.A, de 24 años, contra el brazo articulado del tractor, impactando éste en la cabeza del motorista y produciéndole la muerte en el acto.

(Foto: Archivo sin relación con la noticia)