Mantenimiento de los actuales Presupuestos, defensa de los pagos directos tal y como están ahora mismo potenciando y primando a los agricultores activos, instalación de medidas que permita reaccionar tanto para frenar una caída de los precios como para reaccionar ante una situación de estas características, políticas de modernización e innovación y especialmente de rejuvenecimiento en el mundo rural o una defensa del carácter aglutinador de la propia PAC como elemento de unión de la UE son algunas de las propuestas más relevantes presentadas pore España en su documento oficial ante la Comisión Europea para debatir el futuro de la PAC.

Se trata básicamente del documento que recoge la resolucioones aprobadas en la última  Conferencia Sectorial de Agricultura, que contó el respaldo de la gran mayoría de las CCAA, y al que ha tendio acceso agropopular.com. En el mismo se detalla en 28 puntos todos los puntos básico que defenderá España en el debate sobre la reforma de la PAC y que, en opinión del MInisterio «debe contribuir a posibilitar la equiparación del nivel de la renta agraria al del resto de sectores productivos de la UE».

la UE debe mantener su financiación al 100% con pagos directos que se focalicen en los agricultores y ganaderos

La propuesta española (que se puede leer íntegramente accediendo al final del texto) recalca que la futura PAC «debe contar con un marco legislativo claro y estable que garantice a los agricultores y ganaderos la necesaria seguridad jurídica para poder adoptar decisiones empresariales a medio y largo plazo», así como con los consumidores por lo que aboga porque «la simplificación se ha convertido en buena medida en un elemento recurrente en la PAC».

A pesar de los problemas que se van a plantear con el Brexit y la salida del Reino Unido, se defiende como necesario «el presupuesto de la UE debe mantener su financiación al 100%, para que siga siendo una herramienta fundamental de unidad en Europa», donde los pagos directos que reciben agricultores y ganaderos «deben seguir jugando un papel muy importante en la futura PAC, pues constituyen un elemento indispensable para estabilizar su renta».

Unos pagos directos que «se focalicen en los agricultores y ganaderos que realizan una verdadera actividad agraria, prestando así a la sociedad el servicio que se espera de ellos», así como que los pagos desvinculados de la producción «deben mantener y desempeñar un papel muy importante en la estabilidad y el mantenimiento de la renta».

Considera también que deben continuar los programas específicos de apoyo al vino, las frutas y hortalizas y la apicultura, así como las ayudas destinadas a determinados sectores vulnerables y las dedicadas a las zonas con dificultades naturales. En lo que respecta a la gestión de los mercados, apunta la necesidad de una red de seguridad que conserve los instrumentos actuales e incorpore otros nuevos.

Asimismo, pide normas a nivel europeo para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria y luchar contra las prácticas comerciales desleales y, en este ámbito, la adaptación de las reglas de competencia al sector agrario.

(Texto íntegro del documento de España ante la PAC)