La Comisión Europea (CE) ha fijado una reducción del 1,658907% a los pagos directos de la Política Agrícola Común (PAC) que se concedan a los agricultores y ganaderos por las solicitudes de ayudas del año civil 2021 superiores a los 2.000 euros, según un reglamento publicado este lunes 14 en el Diario Oficial de la Unión Europea (UE). Se trata de una cifra inferior a la del pasado año, pero más alta que la media de los últimos ejercicios.

El reglamento europeo establece dicho ajuste dentro de la llamada disciplina financiera, que se aplica cuando las previsiones de gastos van a superar los límites máximos anuales presupuestarios disponibles.

La reducción para 2021 responde a que en el proyecto de presupuesto de 2022 para la UE hay una «reserva para crisis en el sector agrícola» de 497,3 millones de euros a precios corrientes y hace falta cubrir ese montante. Es decir, que serán los propios agricultores y ganaderos que cobren más de 2.000 euros los que cubran de sus pagos la nueva reserva de crisis.

El ajuste se aplicará solamente a los pagos cuyas solicitudes de ayuda se hayan presentado en el año civil 2021, con independencia de la fecha en que se abone el pago, «a fin de garantizar la igualdad de trato de los agricultores», según la normativa.

Cabe recordar que el porcentaje de ajuste de los pagos directos para financiar la reserva de crisis, ya se elevó sustancialmente en la campaña PAC 2020. El recorte ascendió al 2,14 por ciento, el más alto del actual periodo PAC, ya que en otras campañas se establecía en un porcentaje aproximado del 1,4%. Incluso, aunque inicialmente se aceptó esta subida, las primeras previsones hablaban de un 4,2%,

Sin embargo, el porcentaje de ajuste de disciplina financiera en 2019 se había fijado en principio en un 1,44%, pero finalmente se ha establecido en 1,43 por ciento, según indica el reglamento de ejecución de la UE, publicado en el Diario Oficial UE de 20 de noviembre.