Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil han detenido a un ganadero de la comarca de la Jacetania (Huesca) como presunto responsable de un delito de maltrato animal por abandonar a sus perros y dejarlos morir de hambre.

Según informa el instituto armado, las investigaciones se iniciaron el pasado 27 de julio a partir de la localización de un perro que deambulaba por una población de la comarca, con evidentes signos de desnutrición así como con escoriaciones y heridas diversas debido a su estado de abandono.

al ganadero, de 31 años, le constan numerosas denuncias por infracciones en relación al cuidado de animales

El perro fue trasladado por los agentes a una sociedad protectora tras recibir unas curas de urgencia por parte de un veterinario de la zona.

Tras localizar la explotación ganadera de la que supuestamente había escapado el perro, los agentes percibieron al acercarse un fuerte olor a putrefacción y atisbaron desde una ventana los restos de dos canes, uno ya en esqueleto y otro en avanzado estado de descomposición.

El propietario de las instalaciones, una vez localizado, negó ser el dueño de los perros, por lo que la Guardia Civil inició diversas gestiones para la identificación del responsable.

Las pesquisas realizadas permitieron concluir a los agentes, con la ayuda de confirmaciones gráficas, que los perros eran propiedad del referido ganadero, de 31 años y al que le constan numerosas denuncias por infracciones en relación al cuidado de animales.

había sido detenido en febrero por dejar abandonadas sus ovejas, que fueron devoradas parcialmente por los perros

El detenido fue puesto a disposición del titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de Jaca, que decretó su puesta en libertad con cargos tras la toma de declaración.

Esta persona ya fue detenida el pasado mes de febrero por abandonar a sus ovejas en el interior de sus instalaciones y permitir que varias de ellas murieran de inanición.

Algunas de estas ovejas estaban parcialmente devoradas por los perros que se encontraban en el interior de la cuadra.