La tesis doctoral de la ingeniera agrónoma de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) Ana María Carrasco del Amor ha identificado y cuantificado los fitoprostanos en almendras y nueces, unos compuestos que «son marcadores útiles del estrés oxidativo del producto», según la investigadora.

El perfil de los fitoprostanos varía en función de la variedad, condiciones de cultivo, tipo de envasado, conservación y procesado, ha avanzado la investigadora en un comunicado.

la investigación ayudará a conocer las variedades y condiciones óptimas de envasado, conservación y procesado térmico

Su investigación, dirigida por la doctora y profesora de la UPCT Encarna Aguayo Giménez y el doctor Ángel Gil Izquierdo, del CEBAS-CSIC, será de utilidad para conocer las variedades y condiciones óptimas de envasado, conservación y procesado térmico «que la industria realiza para mantener la calidad de estos productos», ha explicado Aguayo.

«Los fitoprostanos son sugeridos como biomarcadores del grado de degradación oxidativa en almendras, cuando se usa un tratamiento térmico moderado o intenso», ha detallado Carrasco, nueva doctora por la UPCT.

Esta tesis doctoral centrada en frutos secos es la primera, a nivel internacional, que investiga los fitoprostanos en almendras y nueces. Estos compuestos, cuyos patrones han sido facilitados por la Universidad de Montpellier (Francia), no se habían identificado hasta comienzos de este siglo.