La Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Staci 1’, ha detenido a tres personas, miembros de una organización criminal, como presuntas autoras de estafar 38.000 euros a una empresa hortofrutícola de Torreagüera, a la que habían vendido la producción de cítricos de varias fincas sin el consentimiento de sus legítimos propietarios

Según han informado fuentes de la Benemérita, al parecer todo se inició el pasado febrero cuando un conocido corredor de cítricos vendió a un empresario del sector, con el que había mantenido anteriores vínculos comerciales, la producción de limones de diversas parcelas ubicadas en el torno a Murcia.

Este tipo de operación, conocida como venta al tanto, supone que el comprador adquiere la cosecha de limones meses antes de su recolección, corriendo éste con sus beneficios y con los riesgos derivados de una posible pérdida de la cosecha por plagas o efectos meteorológicos adversos, por lo que el precio de la venta se ajusta a estos posibles riesgos.

ELEGÍA FINCAS CON PROPIETARIOS DE AVANZADA EDAD Y, CON LA EXCUSA DEL DELICADO ESTADO DE SALUD DE ÉSTOS, AFIRMABA TENER PERMISO PARA NEGOCIAR

El comprador, después emitir los correspondientes pagarés por cada una de las parcelas, visitó una de las fincas para conocer el estado del cultivo, donde su legal propietario, ajeno al entramado delictivo, le comunicó que no había ofrecido su cosecha a ningún corredor y que se trataba de un error.

Las investigaciones desarrolladas por la Guardia Civil para esclarecer este hecho permitieron descubrir que el sospechoso había materializado otra serie de ventas con el mismo método, contando para ello con dos cómplices que se hacían pasar por familiares del dueño de la finca, para dar credibilidad a la venta.

Después de varios meses de investigación, y una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Benemérita ha localizado y detenido a tres personas a las que se les atribuye la presunta autoría de delito continuado de estafa por valor de 38.000 euros y pertenencia a una organización criminal.

Según se desprende de la investigación, el ahora detenido, conocedor de las explotaciones de cítricos de la zona, elegía fincas cuyos propietarios fueran personas de avanzada edad y, con la excusa del delicado estado de salud de éstos, afirmaba tener permiso para negociar sus parcelas al tanto.

La operación ‘Staci 1’ ha finalizado con la detención del principal líder de la supuesta organización criminal, un hombre español de 42 años y vecino de Murcia–, y de sus dos cómplices –también hombres, de 52 y 63 años, vecinos de Murcia y Alcantarilla– como presuntos autores de delito continuado de estafa.

Los detenidos y las diligencias instruidas por esta organización criminal han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción de Murcia.