Desde ES Andalucía se ha solicitado ampliar los protocolos e indemnizaciones por arranque debido a la xylella, así como difundir más información a los agricultores en particular y a la sociedad en general. También debería establecerse un plan de acción que se ajuste a la realidad del potente sector agrario andaluz.

Según la última actualización de la situación de la Xylella fastidiosa en la provincia de Alicante llevada a cabo por la Generalitat, y de acuerdo a las medidas de erradicación previstas conforme a la Decisión de Ejecución (UE) 2015/789 de la Comisión, de 18 de mayo de 2015, para evitar la introducción y propagación de Xylella dentro de la Unión Europea, se han detectado 181 nuevos positivos a la bacteria en las muestras tomadas, procedentes de: 142 almendros, 17 Calicotome spinosa, 6 aladiernos, 4 Helichrysum italicum, 3 Helichrysum stoechas (nuevo hospedante en Alicante), 3 Polygala myrtifolia, 2 Phagnalon saxatile, 2 romeros, 1 Lavandula dentata (nuevo hospedante en Alicante) y 1 Lavandula latifolia (nuevo hospedante en la Unión Europea).

De manera que la Zona Demarcada de 5 km de radio alrededor de todos los positivos se ha ampliado hasta ocupar un total de 138.680 hectáreas, de las cuales, 964 hectáreas pertenecen a la provincia de Valencia (en los municipios: Oliva y Villalonga).

Hasta la fecha, se han detectado un total de 1.547 positivos en almendros, albaricoqueros, romeros y especies de matorral mediterráneo (1.457 almendros, 19 Calicotome spinosa, 15 Helichrysum italicum, 3 Helichrysum stoechas, 1 Lavandula dentata, 1 Lavandula latifolia, 5 Phagnalon saxatile, 19 Polygala myrtifolia, 8 albaricoqueros, 3 ciruelos, 10 aladiernos y 6 romeros), aunque no se han detectado positivos en vivero, a pesar de haber 67 de ellos dentro de la Zona Demarcada y afectados por las restricciones de movimiento de vegetales.

Actualmente, las parcelas infectadas se encuentran distribuidas en 51 municipios, alcanzando a 74 los municipios afectados total o parcialmente, por la Zona Demarcada 74 (72 en Alicante y 2 en Valencia).

En este sentido, ante la magnitud del riesgo de propagación, desde ES Andalucía se suman a la petición de colaboración solicitada por la Consejería de Agricultura, Ganadería Pesca y Desarrollo Sostenible para detectar posibles casos de Xylella, así como el control de insectos vectores (principalmente Philaenus spumarius), a partir de la descarga de una sencilla aplicación de la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía RAIF. También respaldan las recomendaciones de adquirir sólo plantas con pasaporte fitosanitario y procedentes de viveros autorizados y comunicar a los servicios de Sanidad Vegetal más próximos cualquier posible sospecha.

Según las autoridades responsables, la estrategia de lucha tiene que centrarse en el insecto vector y en la eliminación de los vegetales infectados que, si se dejan en el campo, actúan como reservorio del inóculo bacteriano. Se trata de una enfermedad sistémica para la que actualmente no hay tratamientos preventivos, ni curativos.

Para ampliar los protocolos de la población del vector, hay que aplicar tratamientos fitosanitarios adecuados, tales como la eliminación de las malas hierbas necesarias para completar el ciclo de vida del insecto (fundamentalmente durante el periodo de presencia de ninfas, entre enero y mayo: laboreo, herbicidas, desbrozado, pastoreo, etc…), y también hay que recurrir al uso específico de productos fitosanitarios, en particular, antes de la eliminación de las plantas infectadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here