Mientras que desde el Gobierno se defiende el diálogo para encontrar soluciones que ponga fin a las movilizaciones del campo, algunas organizaciones agrarias no lo tienen tan claro y denuncian, como es el caso de APAG Extremadura ASAJA, de que se intenta amedrentar a los agricultores en pleno proceso de movilizaciones con una actividad inusualmente elevada de control a tractores y conductores en puntos previstos de protesta por parte de la Guardia Civil.

APAG Extremadura Asaja ha acusado a la Delegación del Gobierno en la región de intentar amedrentar a los agricultores de cara a la protesta prevista para este martes 18 en 11 puntos de toda la región.

Esta denuncia se basa en la actitud que están teniendo la Guardia Civil que de una forma «inusualmente elevada» ha incrementado el control a tractores exigiendo toda la documentación y con parada de vehículos en puntos estratégicos que están relacionados con los cortes de carretera convocados para esta nueva protesta.

Según la organización agraria, esta actividad «solo se puede explicar como una maniobra, por parte de la delegación del Gobierno, para intentar amedrentar a los agricultores y ciudadanos que de manera masiva mañana se están sumando a la protesta de los agricultores».

Además, se ha querido dejar claro a la delegada del Gobierno que «el campo no se va a dejar acogotar» por nadie ni por nada, a la vez que se ha señalado que ningún tipo de presión nos va a hacer que dejemos de reivindicar algo tan necesario como son unos precios justos para el campo y la defensa del sector primario.

(Fotos: Archivo sin relación directa con la noticia)