LA UNIÓ Llauradora critica a la Conselleria de Agricultura por no haber sido sensible y dejar sin ayudas autonómicas a llos agricultores valencianos afectados por la sequía y el conflicto bélico en Ucrania.

La normativa estatal de la Orden APA/871/2023, de 20 de julio, permitía que las comunidades autónomas concedieran pagos complementarios hasta el límite del 200% sobre el que se hacía desde el ámbito estatal. Las comunidades autónomas debían comunicar antes del 20 de septiembre el volumen total de fondo que tienen previsto utilizar para este complemento y los sectores y producciones apoyadas, indicando los importes unitarios y el número de hectáreas así subvencionadas en cada caso.

Sin embargo, la Conselleria de Agricultura dirigida por Vox no ha hecho uso de esta posibilidad y ha dejado sin complementar estas ayudas por parte de la Generalitat a los agricultores y solo recibirán apoyo económico del Estado los productores de cereal, frutales (incluyendo cítricos, fruta de verano y cultivos tropicales) y frutos secos.

RECLAMA UNA REACCIÓN DESDE LA CONSELLERIA DE AGRICULTURA PARA QUE ACTÚE DE FORMA DILIGENTE ANTE LOS PROBLEMAS DEL SECTOR

El pasado 11 de agosto, LA UNIÓ remitió un escrito al conseller de Agricultura, José Luis Aguirre, instándole a establecer ayudas complementarias a las autorizadas ya desde el ámbito estatal para los productores de cereales, frutales y frutos secos. En la carta se le pedía así mismo que se ampliaran a otros sectores, como los de la uva de vinificación, olivar, hortalizas y ganadería integrada, pero no ha habido respuesta.

LA UNIÓ reclama una reacción desde la Conselleria de Agricultura para que actúe de forma diligente ante los problemas del sector. Tanto la sequía que han sufrido muchos sectores agrarios valencianos u otras adversidades meteorológicas como los pedriscos, así como la agravación de las condiciones del sector derivado del conflicto bélico en Ucrania, han provocado una pérdida de competitividad de nuestras explotaciones y de la renta de las personas agricultoras y ganaderas. En este sentido, la organización propone que en momentos de crisis de diferentes sectores se establezcan ayudas para los agricultores valencianos profesionales y PYMES agrarias.

Carles Peris, secretario general de LA UNIÓ, indica que “le dijimos hace más de un mes a la Conselleria de Agricultura que las comunidades autónomas podían complementar con más ayudas las que recoge la orden ministerial. De hecho, hay algunas que han aportado fondos propios pero la Comunitat Valenciana no ha puesto ni un euro más y el plazo se ha acabado. Tienen que gestionar y dar respuesta a las necesidades de las personas agricultoras y ganaderas”.

Hay dos sectores de mucha relevancia para el sector agrario valenciano que desde el inicio del conflicto bélico en Ucrania y que, a pesar de haberse visto afectados por la sequía o pedriscos, no han entrado en ninguna línea de apoyo por parte de las Administraciones. Se trata del sector de la uva de vinificación y del olivar con graves recortes de cosecha. La organización considera que la superficie de cultivo de olivar y viñedo cumple un papel fundamental en nuestro territorio, ya que además de representar unos ingresos económicos para nuestras zonas de interior, contribuyen a mantener la población y llevan ya varias convocatorias de ayudas sin que sus productores puedan acceder a las mismas

Además, otros sectores como por ejemplo el de las hortalizas o la ganadería integrada también se han visto afectados por estas circunstancias que han provocado un aumento de los costes de producción como el incremento de los gastos de regadío (energía y horas riego) en el primer sector o incremento de alimentación ganadera y del coste energético a las explotaciones ganaderas, que no se han visto tampoco compensados por ningún apoyo en forma de ayudas como sí lo han tenido otros sectores.