La Alianza UPA-COAG de Salamanca ha denunciado este miércoles 10 un nuevo ataque de buitres a un ternero de cuatro días de vida en el término municipal de Canillas de Abajo.

A través de un comunicado, esta organización agraria ha advertido que la muerte del becerro no se produjo nada más nacer, sino días después lo que refleja «el comportamiento cada vez más agresivo de estas aves carroñeras, que en número siguen incrementándose de manera extraordinaria» en la provincia.

Asimismo, la Alianza ha pedido a la Junta de Castilla y León que se tome «en serio» este problema tras el nuevo ataque de buitres dado que las consecuencias «van a ser cada vez peores» debido a que cada vez hay más animales de este tipo y también disponen de menos alimentos por el insuficiente número de cadáveres en comederos y muladares.

Finalmente, ha considerado un «acto de irresponsabilidad» que la Administración autonómica «siga mirando para otro lado y no haga nada con esta especie silvestre protegida, que cada día pone más en peligro el mantenimiento de la actividad ganadera extensiva» en la provincia salmantina.

El enfado de La Alianza no es nuevo, ya que en 2015 ya realizaron una a petición expresa para que, con carácter de urgencia, se desarrollara un plan de eliminación de buitres en amplias zonas de nuestra comunidad autónoma donde se está evidenciando un grave problema de superpoblación de estas aves necrófagas.

(Foto: Archivo)