El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha denunciado las ayudas «ridículas» que se han destinado a nuestra comunidad autónoma dentro del programa de reestructuración y reconversión del viñedo en Extremadura.

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, el reparto de fondos para el ejercicio 2023 incluye un total de 69,7 millones de euros para la reestructuración y reconversión del viñedo, de los que 6,4 millones de euros serán para Extremadura, lo que supone un descenso respecto a las asignaciones de este año, frente a otras regiones que han visto aumentada sus atribuciones.

En concreto, Extremadura recibirá en 2023 117.842 euros menos que en el año 2022, algo que «es irrisorio» y contrasta cuando se ve que otras regiones limítrofes han aumentado en gran medida sus fondos, como son las dos Castillas, con casi un millón de euros más cada una.

Además, ha destacado Metidieri, se da la paradoja que en Extremadura se han reducido las asignaciones, cuando ha aumentado la superficie cultivada en 2.109 hectáreas, mientras que en otras regiones han aumentado el dinero, mientras bajan las hectáreas, lo que se ha calificado como un «contrasentido».

RETRASOS EN LOS PAGOS DE LA JUNTA

El presidente de APAG Extremadura Asaja también ha aprovechado para denunciar los retrasos en los pagos de estas ayudas ridículas por parte de la Junta de Extremadura, por su pésima gestión y falta de agilidad en la tramitación.

Se están dando casos de agricultores que no han podido cancelar sus avales y no han podido cobrar el saldo de proyectos del año 2018 por la desidia de la consejería de Agricultura de Extremadura. No se puede permitir que la falta de diligencia de la consejera la paguen los agricultores, ha señalado.

Según los datos publicados por el MAPA, en 2021 la superficie de viñedo para uva de vinificación en España fue de 941.087 ha, 8.478 ha menos que en 2020. Se trata de la cifra más baja de la serie histórica.