UPA-UCE Extremadura ha denunciado el inmovilismo de la mayor industria dedicada al sector del tomate, Conesa, tras negarse a subir los precios a los productores, castigando aún más a un sector golpeado por los bajos precios como consecuencia del abuso que ejerce la industria.

“Es inadmisible la actitud de la mayor industria tomate de la región es esta negociación, como es Conesa, al no querer mover ni un ápice para mejorar los precios en esta campaña. Mientras tanto, tenemos que aguantar que suban los precios en otras comunidades”, denuncia el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

UPA-UCE valora positivamente el trabajo realizado desde el sector productor ante la actitud inamovible de la industria a la hora de la contratación y el intento de pagar lo mínimo posible al que produce. “Creemos que vamos en la dirección correcta aunque no hayamos conseguido el 100% de los objetivos marcados”, señala Huertas.

“SI HAY UNA SUBIDA DE PRECIOS PARA ESTA INDUSTRIA, NO ENTENDEMOS CÓMO SE PUEDE SEGUIR BLOQUEANDO UNA MEJORA PARA LOS AGRICULTORES”

Desde UPA-UCE Extremadura esperan que esta problemática repercuta en la contratación que llevan a cabo los productores con Conesa porque “no se puede consentir que mantengan unos precios de ruina para los productores mientras ellos ganan cada año más dinero”.

“Si en estos momentos en los que el tomate transformado ha mejorado sustancialmente en los mercados internacionales y eso repercute en una subida de precios para esta industria, no entendemos cómo se puede seguir bloqueando una mejora para los agricultores”, destacan desde UPA-UCE ante el inmovilismo de la industria.

UPA-UCE muestra una actitud firme y contundente para lograr una mejora del sector por la vía de los precios. “Trabajaremos en base a la Ley de la Cadena para imponer las sanciones correspondientes ante la AICA con el fin de preservar y garantizar un precio justo para los productores de tomate extremeños”, defienden.