Un total de 150 ovejas, 80 cerdos, 60 cabras y un gran número de gallinas, pavos, patos, perros y gatos es lo que un ganadero tenía en una finca del distrito madrileño de Fuencarral-El Pardo sin autorización para esa actividad, por lo que ha sido denunciado por la Policía Municipal.

Según informa este lunes 8 este cuerpo en un comunicado, la denuncia ha sido interpuesta tras comprobar los agentes de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Municipal, en colaboración con los servicios veterinarios de la Junta de Distrito, que en esa finca se desarrollaba una actividad de explotación ganadera sin los preceptivos permisos.

El requerimiento de los agentes al propietario para que presentase las autorizaciones administrativas no encontró respuesta alguna, subraya la Policía, que recuerda que este tipo de explotaciones ganaderas requieren un gran número de licencias y permisos tanto regionales como municipales debido al posible impacto en la salubridad ambiental y en la ciudadanía.

Los agentes realizaron un recuento del número total de animales y comprobaron su aparente buen estado, por lo que quedaron bajo custodia de su propietario a la espera de que subsane las irregularidades administrativas.

(Foto: Recurso)