Asaja Extremadura va a presentar una denuncia por estafa en los tribunales contra Agroseguros al negarse a considerar que el pasado mes de marzo hubiera ninguna sequía en Extremadura y por tanto no indemnizará a los ganaderos. En principio, se va a iniciar un procedimiento individual a través de la póliza de un asociado para que, posteriormente, se unan todos aquellos interesados. Asimismo, se pide a la Junta extremeña que se que se persone en este procedimiento.

La organización recuerda cómo en su momento, se confeccionó con participación de todos los interesados un modelo de seguro en el que se miden los índices de vegetación de las diferentes comarcas y a través de un método comparativo de los diferentes años se determinaba la incidencia de la sequía.

La interpretación de los datos se hace desde la Universidad de Valladolid a través de las fotos que realiza un satélite. Y así se determina si existe una sequía moderada, lo que conlleva una indemnización del 40% del techo establecido o del 100% en caso de declararse sequía extrema.

Durante unos años el seguro, aunque con dificultades, ha estado funcionando aceptablemente y así se han estado contratando pólizas y pagando los siniestros a medida que iban acaeciendo.

Asaja se queja de que el satélite «o tiene la lente sucia o hace las fotos en blanco y negro y no detecta la sequía»

Para la organización agraria, los problemas se iniciaron cuando se tuvo que declarar sequía severa el mes entero de octubre. Y entonces, Agroseguro tuvo que indemnizar a los ganaderos y esto aproximadamente ha supuesto abonar pagos equivalentes a lo que fue el coste de la póliza.

Y se ha acentuado cuando una vez pasado el invierno continuúa sin llover y se ha presentado la primavera más catastrófica de los últimos cuarenta años y «el satélite de Valladolid debe de haber tenido un problema, pues parece  que suministra datos no reales. Una de dos, o no le han limpiado la lente o las fotografías por problema de presupuesto las debe estar haciendo en blanco y negro no detecta la sequía».

Esto ha provocado que Agroseguro «haya tenido la desfachatez de declarar el pasado mes de marzo como un mes normal, sin sequía alguna y por tanto no indemnizará a los ganaderos. Pero lo que es peor, según informaciones oficiosas, están intentando que en el mes de abril, solo se declare algo de sequía moderada».

Denuncia a Agroseguro «por esta chapuza, que más bien creemos que se puede calificar como estafa»

Sin embargo, la organización recuerrirá a los datos de AEMET, que «son claros y vamos a utilizarlos. De las nueve comarcas de Extremadura, califica de normal en tres de ellas, cuatro de seco y tres de muy seco».

Y ante ello, Asaja Extremadura, lógicamente, «no se va a quedar quieta». Hemos realizado un informe completo con fotografías, con la situación y evolución del campo durante estos dos meses que junto a los datos que va a aportar AEMET son suficientes para denunciar a Agroseguro «por esta chapuza, que más bien creemos que se puede calificar como estafa».

Asimismo, lamentan que «es una pena que un seguro con un crecimiento constante, este año de un 8% de animales asegurados hasta llegar a 1.189.483 y de un 10% en número de pólizas sea maltratado de esta manera».

Las indemnizaciones que habría de pagar como consecuencia de la sequía giran en torno a 1,80 euros por oveja para el caso de declaración de sequía normal y de 2.25 para el caso de sequía severa. Para las vacas irían desde 6 euros por mes en sequía normal hasta los 15 euros en sequía severa.