Las Asociaciones de agricultores de Vila real (ALIV) y de Nules (AAN), han contratado los servicios de un bufete de abogados para interponer una Demanda Administrativa contra el Ministerio de Agricultura del Gobierno de España y contra la Consejería de Agricultura de la Generalidad Valenciana, con el fin  de conseguir que estas administraciones, como culpables de la expansión y de los daños producidos por el Cotonet de Sudáfrica (Delottococcus Aberiae) indemnicen a los agricultores damnificados que se adhieran a la demanda.

Desde que el 13 de enero de 2020, se publicaron los Reglamentos (UE) 2020/17 y 2020/18 mediante los cuales no se renovaba la aprobación de las sustancias clorpirifos y clorpirifos-metil, estas dos asociaciones de agricultores, siendo conscientes de que se trataba de los únicos fitosanitarios eficaces contra el Cotonet de Sudafrica, hemos remitido sucesivos escritos, tanto a la Consejería de Agricultura como al Ministerio de Agricultura, solicitando la autorización excepcional del clorpirifos-metil, para los meses en que esta plaga produce los daños a los cítricos (Marzo y Abril). La principal argumentación esgrimida en dichos escritos es la no existencia de otro producto que pudiera controlarla, único requisito exigido en el artículo 53 del Reglamento 1107/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de octubre de 2009, para conceder una autorización excepcional de un producto que no tenga registro para comercialización y uso en la UE; textualmente dice “….si tal medida fuera necesaria debido a un peligro que no pueda controlarse por otros medios razonables”.

El Plan de acción puesto en marcha por el Ministerio de Agricultura y ejecutado por la Consejeria de Agricultura de la Generalidad Valenciana fracasó en el 2020: la plaga se descontroló y los daños fueron cuantiosos. Según un estudio técnico de AVA-Asaja, el impacto de este insecto en la campaña citrícola 2020/21 superó los 113 millones de euros en pérdidas directas y la perdida de 380.000 toneladas de mandarinas y naranjas. Y a pesar de ese fracaso el Ministerio de Agricultura, para afrontar la actual campaña 2021/2022, no incluyó ningún método nuevo de lucha, por lo que, cómo no podía ser de otro modo, el Plan ha vuelto a fracasar. Este fracaso, ha sido reconocido en prensa por todas las organizaciones agrarias. Y las consecuencias son ahora mucho peores ya que  no solo los daños son mayores, sino que se ha producido un enorme descontrol de la plaga y una expansión que ha superado las fronteras de la Comunidad Valenciana, llegando a Tarragona, Murcia y algunos puntos de Andalucía, dejando de ser una plaga local.

El Plan de acción del Ministerio se basa en: El Anagirus Aberiae, un método biológico experimental en fase de aclimatación, del que no se conoce eficacia alguna; un método biotecnológico con trampas de atracción y muerte que apenas sirven para detectar la presencia del Cotonet; y unos fitosanitarios recomendados por la Consejeería, con una reducida eficacia.

A pesar del fracaso en el 2020 del plan de Acción; a pesar de la evidencia de no poseer ninguna herramienta eficaz para controlar la plaga; a pesar de que los análisis demuestran que tratando con Metil Clorpirifos en los meses de Marzo y Abril no existen residuos en la recolección; a pesar de que estas dos asociaciones han solicitado mediante carta al Ministerio de Agricultura la autorización excepcional de este fitosanitario; a pesar de todo ello, ni el órgano de ejecución (Conselleria de Agricultura) ha solicitado al Ministerio la autorización excepcional del Metil Clorpirifos, ni el Ministerio la ha concedido a petición de nuestras solicitudes. Añadamos que el Servicio de Sanidad Vegetal, órgano técnico dependiente de la Consejeria de Agricultura, en sus informes, recomienda el tratamiento químico de la plaga a la caída de pétalos, momento en que los daños ya se han producido.

Ante la indudable responsabilidad de ambas administraciones de los daños producidos, solo cabe la querella administrativa para que un tribunal sentencie a favor de la indemnización a los agricultores damnificados que se adhieran a la demanda.

Existe un email para consultar aspectos relativos a la adhesión a la demanda: infodemandacotonet@gmail.com

La documentación para adherirse a la demanda administrativa, se puede descargar del siguiente enlace:

https://drive.google.com/drive/folders/1ZJHQWKfxNg6ouq1w8oxgVfEmGer-ZVld?usp=sharing  (sólo válida para correos Gmail)

La documentación puede ser entregada debidamente cumplimentada y firmada en:

  1. En la oficina del ayuntamiento que corresponda, en el caso de tratarse de un ayuntamiento que colabore con la demanda (se está hablando ahora con los ayuntamientos)
  2. En cualquier otra organización agraria que colabore con la demanda
  3. O remitiéndola en formato digital debidamente escaneada a la dirección de correo electrónico demandacotonet@gmail.com