La cooperativa extremeña Ibertabaco ha firmado un acuerdo de colaboración con Deltafina S.R.L. para la compra de aproximadamente 12 millones de kilos de tabaco Virginia y Burley E. durante las próximas tres campañas, de 2022 a 2024, con el objetivo de garantizar la estabilidad de este sector productor y mantener la viabilidad de las explotaciones.

Representantes de ambas empresas han rubricado este viernes 24 este acuerdo durante un acto presidido por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Tanto Deltafina como Ibertabaco consideran prioritario contribuir a la estabilidad del sector productor tabaquero de Extremadura, que aporta 139 millones de euros a la economía regional con un cultivo sostenible, fija población y crea empleo,  puesto que 20.000 familias extremeñas dependen de él.

SE PAGARÁ EN FUNCIÓN DE LOS PARÁMETROS DE MERCADO Y DE LOS COSTES

De este modo, el acuerdo entre Deltafina e Ibertabaco recoge la remuneración de la producción de acuerdo a su grado de calidad y conforme a los parámetros del mercado, ajustando los precios de las próximas tres cosechas a partir del de la capaña 2021 y ajustándolo con en función de la variación de los principales indicadores económicos (fertilizantes, energía, mano de obra, fitosanitarios, combustibles, etc.) y los precios internacionales del tabaco.

El presidente de Deltafina, Domenico Cardinali, explicó que esta empresa pertenece al grupo Universal Leaf Tobacco Company, líder mundial en la comercializaciòn y proceso de tabaco en rama, y que ha elegido Ibertabaco como proveedor debido a su modelo de producción eficiente y profesional y a la garantìa que la cooperativa extremeña ofrece en la alta calidad de su producción y en el máximo cumplimiento de los requerimientos técnicos solicitados por los principales clientes manufactureros.

El director de la cooperativa extremeña Ibertabaco, Juan José Manzanero, subrayó la importancia de este contrato plurianual de 12 millones de kilos de tabaco, que es el segundo que se firma en España en este sector, después de que ambas empresas rubricaran el primero en 2017.

Según señaló Manzanero, la producción extremeña está a la cabeza del mundo por su calidad, no solo desde el punto de vista del producto, sino también de sus cualidades medioambientales, gracias al empleo de energías renovables en el curado, a la producción integrada certificada y a los altos estándares de buenas prácticas laborales que hacen que sea un producto con fuerte proyección de futuro.

Tanto Ibertabaco como Deltafina destacaron la sostenibilidad social y económica que representa este acuerdo, a lo que se suma la medioambiental, ya que se adquirirán equipos con tecnologías 4.0 y que permitan reducir el coste de los tratamientos fitosanitarios a la vez que mejorar la eficiencia y precisión de los mismos en el cultivo, reduciendo a la vez los costes para los agricultores.

Por último, ambas empresas manifestaron que la inminente reforma de la PAC, que se iniciará en 2023,  en la que Extremadura ha logrado mantener un sistema importante de apoyos al sector del tabaco, hace que este año 2022 sea clave para encarar el futuro de la producción de tabaco en Extremadura.