Dehesa Grande, cooperativa salmantina referente en el sector de vacuno de carne, ha aprobado a través de su Consejo Rector, su primer Plan Estratégico 2021-2025 con el que pretende garantizar la rentabilidad con unidad, desarrollando todo el potencial de sus ganaderos y su dehesa, y comercializando sus productos cárnicos de acuerdo a los estándares más exigentes.

El objetivo está muy bien definido y no es otro que “convertirnos en la cooperativa referente en carne de vacuno, creciendo de manera responsable y asegurando una cadena de valor sostenible cercana al consumidor final” ha explicado el gerente de la cooperativa, Octavio Gonzalo quién destaca que este primer Plan Estratégico se ha trabajado bajo unos valores muy concretos que definen a toda la cooperativa.

El primero de ellos es la confianza “nos gusta ser confiables con todos nuestros socios y clientes” y es que durante sus 20 años de existencia saben que la confianza se crea respondiendo con la calidad de nuestros productos y servicios, “asumiendo nuestra responsabilidad en cualquier circunstancia” ha subrayado Gonzalo.

Otro de los principios por los cuales la cooperativa debe regirse es la ilusión. En este sentido, apuestan por afrontar el futuro con proyectos que hagan diferenciarse a Dehesa Grande de manera sostenible incorporando todo el potencial de las nuevas generaciones.

Finalmente el orgullo de pertenencia porque “somos parte de un modelo de negocio que apuesta por la unidad, la estabilidad y dinamización de los valores del mundo rural” ha explicado Gonzalo.

RETOS

Entre los restos planteados en el primer Plan Estratégico para los próximos cuatro años, destaca el reto de consolidar un modelo cooperativo para hacer frente al futuro. “Queremos definir un modelo de cooperativa más ágil y competitivo, un modelo para hacer frente al futuro. Asimismo, deseamos crecer y ganar unidad en base a alianzas estratégicas, entre otros desafíos” ha comentado el gerente.

Otro de los retos que se marcan en Dehesa Grande es potenciar una cadena de valor sostenible en todos los aspectos. “Trabajaremos en la sostenibilidad de la cooperativa desde diferentes perspectivas: desde el punto de vista económico, medioambiental, socialmente, … apostando por una economía circular y materializando las certificaciones para apoyar la comercialización”.

El tercer reto pasa por la excelencia operacional en los procesos de la cooperativa “y lo haremos buscando la fórmula para seguir siendo una industria agroalimentaria competitiva y eficiente, con los mejores procesos y mejorando nuestras instalaciones” ha comentado Gonzalo.

La última apuesta de este primer Plan Estratégico persigue asegurar la rentabilidad y futuro con el crecimiento en nuevos canales. “Lo haremos ganando nuevos mercados en la exportación y apostando por potenciar más nuestro departamento de marketing y comunicación”.