La Guardia Civil ha decomisado 347 ejemplares de especies cinegéticas de caza mayor que se encontraban en cuatro granjas ilegales de jabalíes y muflones situadas en una finca de la comarca de la Manchuela de Cuenca, que supone el mayor decomiso de este tipo que se ha hecho en Castilla-La Mancha.

Según ha informado en una nota de prensa la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, las cuatro granjas ilegales fueron descubiertas el pasado mes de mayo en una inspección rutinaria por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de San Clemente (Cuenca).

la finca en la que se encontraban las granjas realizaba cacerías con sueltas ilegales de muflones y jabalíes

En tres de las granjas ilegales fueron hallados 183 ejemplares de jabalíes, mientras que en la cuarta había 164 muflones, sin que ninguna de ellas tuviera autorización para la explotación de este tipo de instalaciones cinegéticas.

Asimismo, los agentes constataron que la finca en la que se encontraban las cuatro granjas realizaba cacerías con sueltas ilegales de muflones y jabalíes.

En el informe elaborado por la Guardia Civil se reflejan diez infracciones de la Ley de Caza de Castilla-La Mancha; tres de la Ley 8/2003 de Sanidad Animal; otras tres del Decreto Legislativo 1/2010 por el que se aprueba la Ley Ordenación del Territorio de Castilla-La Mancha; dos infracciones a la Ley de Montes de Castilla-La Mancha y una de la Ley de Patrimonio Natural.

Además, la Guardia Civil ha apreciado que se ha vulnerado la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de Castilla-La Mancha.

La Guardia Civil ha considerado que el decomiso realizado es posiblemente el mayor que de este tipo que se ha hecho en Castilla-La Mancha.