ASAJA Castilla-La Mancha ha asegurado que la propuesta del Plan Estratégico para la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) en España presentada por el Ministerio de Agricultura penaliza al agricultor y al ganadero profesional y debilita el tejido productivo. Por ello, no descartan nuevas movilizaciones «para defender una verdadera agricultura profesional para la región».

Esta es la principal conclusión a la que llegó el Comité Ejecutivo Regional de ASAJA CLM y que ratifica el análisis de los primeros documentos estudiados la semana pasada por su Comité Técnico. Aspectos como la definición de agricultor activo, la condicionalidad o los eco-esquemas no responden al modelo de agricultura que necesitamos en esta región, han señalado desde la organización.

En este sentido, el Comité ha sido muy crítico con el Ministerio de Agricultura, al que han acusado de estar realizando una programación política en vez de agraria y ha asegurado que es posible una PAC para todos, pero no a costa de la agricultura profesional.

PLANTEARÁN QUE SE MODIFIQUE LA PROPUESTA DE AGRICULTOR ACTIVO, LA CONDICIONALIDAD O LAS AYUDAS ASOCIADAS, QUE DESMANTELAN LA AGRICULTURA PROFESIONAL

Por eso, ASAJA CLM presentará en los próximos días su posición y observaciones al Plan Estratégico tanto al Ministerio como a la Consejería de Agricultura, aunque ha especificado que, hasta que no nos proporcionen toda la información que manejan, no podremos evaluar la repercusión real que supondrá para el campo castellano-manchego. Por este motivo, han solicitado a la Dirección General de Agricultura y Ganadería el estudio de los diferentes escenarios que maneja, con el fin de encontrar la mejor opción para la agricultura de la región.

No obstante, los técnicos de la organización agraria ya están elaborando la posición de los primeros documentos, en la que defenderán un cambio a la propuesta inicial donde se penaliza al agricultor y al ganadero profesional.

Por ello, plantearán que se modifique la propuesta de agricultor activo porque, tal y como han asegurado los miembros del Comité, el Ministerio tiene una oportunidad histórica para fortalecer al agricultor profesional.

Igual ocurre con la condicionalidad o las ayudas asociadas, que desmantelan la agricultura profesional castigando a los agricultores que tienen más superficie para trabajar.

En cuanto a los eco-esquemas, ASAJA CLM ha lamentado que la propuesta no responde al compromiso del ministro de Agricultura, que aseguraba que las medidas, además de respetar los compromisos con el medio ambiente y el clima, serían fácilmente adaptables y posibles de cumplir para las explotaciones. «Al contrario, los eco-esquemas requieren una mayor flexibilidad porque, según están planteados, tendrán una escasa aceptación entre los agricultores y ganaderos, además de disminuir la capacidad productiva y la rentabilidad de las explotaciones», aseguran.

Por último, ASAJA CLM ha criticado que, lejos de los objetivos perseguidos, esta reforma de la PAC anula la posibilidad de que el productor refuerce su posición en la cadena agroalimentaria y oriente la producción al mercado, por lo que la organización no descarta que tenga que recurrir a las movilizaciones para defender una verdadera agricultura profesional para la región.