El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de Cantabria, Guillermo Blanco, ha apostado este martes 17 por que la reforma de la Política Agraria Común (PAC), para el periodo 2021-2027, se concrete en términos «razonables» y de «manera justa» para la cornisa cantábrica.

Blanco ha hecho estas declaraciones durante una visita institucional al municipio de Liendo, donde ha mantenido sendos encuentros con el alcalde de la localidad, Javier Villanueva, los concejales de la corporación municipal, y con un grupo de ganaderos.

Según recoge el Gobierno autonómico en un comunicado, el consejero ha recalcado la importancia del sector primario al que el Ejecutivo regional quiere volver a poner «en el centro de la economía».

En este sentido, ha apelado a la necesidad de «dignificar» este colectivo porque Cantabria «sería diferente si desaparece», por lo que lo considera «fundamental» para todos los cántabros.

«CUANDO LOS ESTABLECIMIENTOS TENGAN LECHE A PUNTO DE CADUCAR, QUE LO ENTREGUEN AL BANCO DE ALIMENTOS PERO QUE NO BAJEN EL PRECIO»

Blanco ha querido también hacer un llamamiento a los ciudadanos para que no compren leche por debajo del precio razonable.

«No humillemos el precio de la leche porque ha sido el origen y el sustento de los cántabros» y para la cornisa cantábrica, y ha recomendado que «cuando los establecimientos tengan leche a punto de caducar, que lo entreguen a la Cocina Económica o al Banco de Alimentos pero que no bajen el precio».

Por otro lado, en el encuentro institucional se ha hablado de las obras de mantenimiento y mejora de infraestructuras agrarias que el departamento de Desarrollo Rural está ejecutando en colaboración con el Ayuntamiento de Liendo.

En concreto, se ha abordado la reparación del camino de Cuesta Negra, desde Villaviad hasta El Llano, donde la consejería ha invertido 39.087 euros en la puesta a punto de un kilómetro de pista.

Las obras se han afrontado una vez que ha terminado el aprovechamiento forestal de varias fincas de la zona y la saca de madera, trabajos que se desarrollan cada 12 o 15 años.

Según destaca el Gobierno, la reparación supone una mejora notable en el acceso de los vehículos agrarios a las fincas y reduce el tránsito de tractores y camiones por las carreteras generales del municipio, lo que redunda en una «mayor seguridad vial».