Las organizaciones agrarias almerienses y Coexphal se manifestarán el próximo miércoles, 24 de noviembre, frente a la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y frente a su titular, Luis Planas como acto de protesta contra la crisis que está sufriendo el sector hortofrutícola almeriense actualmente.

La concentración se organiza debido a la subida de los costes de producción y a la falta de rentabilidad, siendo cada día más las explotaciones agrarias que ya no alcanzan un umbral de supervivencia económica. Dos factores que, entre otros, están poniendo en jaque la supervivencia de nuestro modelo productivo.

El sector se encuentra, por tanto, en una situación crítica y acorralado por el poder que representan las grandes cadenas de distribución ante su rotunda negativa de asumir la subida de los costes ante el producto en origen.

Los datos ya no se pueden sostener. Así, en el último año (2020-2021) el campo ha experimentado un aumento en sus costes de producción de hasta el 30% en algunos productos, incluyendo el envasado y la comercialización que se mueven en una horquilla de entre el 11% y el 11,3%.

En concreto, las reivindicaciones del sector hortofrutícola almeriense que serán transmitidas entonces al titular de Agricultura son:

  • Tarifa especial para la energía eléctrica empleada en la producción en finca, en las comunidades de regantes y en las centrales de manipulado. Solicitamos que la energía empleada para estas labores sea asimilada al gasóleo agrícola en cuanto a su tratamiento fiscal.
  • IVA agrícola reducido para todos los insumos necesarios para la producción. Actualmente está entre el 10 % y el 21 %. Reclamamos sea del 10% para todos, incluidos los servicios agrícolas
  • Revisión al alza del IVA compensatorio para los agricultores en estimación objetiva. Actualmente está en el 12 %, pero con el aumento de los costes de producción ya no es suficiente y es necesario incrementarlo al 14 %
  • Medidas fiscales que recojan la deducción de la factura de fertilizantes y plásticos no amortizables. Aumento del porcentaje de difícil justificación en estimación directa
  • Reconocimiento y concienciación de la importancia del sector. La opinión del sector es despreciada, incluso ignorada, en las cuestiones que más directamente le afectan, como el decreto de envases, las inspecciones de empleo o las sucesivas acusaciones socio-medioambientales a las que está siendo sometido continuamente. La hortifruticultura de nuestro país y sus valores medioambientales, sociales y económicos son desconocidos e ignorados por una gran parte de la sociedad y por la propia Administración General del Estado.
  • Revisión de los precios de entrada fijados con terceros países en los Acuerdos preferenciales, para ajustarlos al coste actual de las producciones europeas. Aunque es la Comisión quien actúa para toda la UE, resulta primordial que el Gobierno de España abandere la exigencia de que estos acuerdos sean revisados.

Sin margen de acción sobre los costes, ni opción alguna para  el retorno de los mercados debido al inmenso poder de las grandes cadenas de distribución en nuestro país y en Europa, el sector hortofrutícola almeriense no tiene otra salida que poner la voz de alarma sobre este desastre, llevando sus reclamaciones hasta las mismas puertas del Ministerio en la convocatoria de Madrid del 24 de Noviembre.

Se gestionará un servicio de autobuses gratuito hasta Madrid que será puesto a disposición de los agricultores que desde Almería deseen secundar la protesta.