Unión de Uniones, junto con el resto de sus organizaciones territoriales, ha presentado enmiendas al proyecto de orden que prepara el Ministerio de Agricultura, relacionada con la enfermedad de la lengua azul que afecta al ganado vacuno y ovino, y pide que estos animales no se puedan mover desde las zonas afectadas. Unión de Uniones recuerda que esta enfermedad cada vez se está extendiendo más y hay que establecer medidas contundentes para frenarla, ya que la vacuna no funciona siempre.

Hasta la fecha, se han detectado cuatro focos del serotipo 8 de esta enfermedad, alrededor de los cuales se han establecido zonas restringidas a los movimientos de animales: la suma de las cuatro zonas de restricción, ocupan una franja que va desde el País Vasco hasta Huesca y Zaragoza. A esto hay que añadirle que, recientemente, se ha detectado un nuevo foco en Andalucía.

LA VACUNA NO HA FUNCIONADO EN MUCHAS REGIONES YA QUE HA PROVOCADO UNA SERIE DE EFECTOS NEGATIVOS

Unión de Uniones pide, entre sus medidas contundentes, que en ningún caso se permita la salida de animales vacuno y ovino de estas zonas, tanto si son para ir a sacrificio como por vida, y tanto si han sido vacunados, como si están en cuarentena, o en otras condiciones y propone que sólo se permita el sacrificio de animales fuera de esta zona si no hay ningún matadero, y siempre y cuando se haga dentro de la misma provincia.

Asimismo, la organización insiste en que la vacuna como sistema para prevenir la enfermedad, en los años anteriores, no ha funcionado en muchas regiones ya que ha provocado una serie de efectos negativos que, lejos de solucionar el problema, lo ha agravado aún más.

En este sentido, la organización pide al Ministerio que las medidas que tome para frenar la enfermedad estén orientadas a la contención en los lugares donde se hayan detectado los focos en lugar de someter al ganado a la vacunación.

Tanto el sector bovino como ovino sufren una crisis de precios importante desde hace unos años, que se han visto aún agravados por la pandemia del Covid19, por lo que los ganaderos no podrían aguantar una nueva crisis sanitaria.